Kit Harington
Kit Harington, Jon Nieve en 'Juego de tronos'. GTRES

La lista de intérpretes de Juego de Tronos que han tenido alguna clase de problemas durante la serie es demasiado larga: entre otros, Emilia Clarke sufrió dos aneurismas, Sophie Turner tuvo una crisis de identidad, los actores que interpretaron a Joffrey Baratheon y Ramsay Bolton eran insultados por la calle...

Y ahora, debido al estrés que le producía el final de aclamada serie de HBO, uno de sus protagonistas, Kit Harington, que interpretaba a Jon Nieve, ha sufrido tal presión que se ha visto abocado a la adicción de alcohol y al borde de la depresión.

Por ello, el actor de 32 años y marido de otra de las actrices de la serie, Rose Leslie (Ygritte), ha entrado en una clínica de rehabilitación de la que ahora se descubren varios datos.

Como su precio, no apto para todos los bolsillos, pero que el intérprete de unos los personajes más queridos de la ficción puede permitirse. La estancia de 30 días cuesta 120.000 dólares (alrededor de 107.000 euros) y solo admite a tres usuarios al mismo tiempo, hospedados en lujosas habitaciones con vistas al océano.

Se trata de un centro de salud mental de Connectiut, el exclusivo Privé Swiss, que es conocido por su discreción y savoir faire, por lo que es habitual que sea el sitio escogido por diversos famosos, dado que, además, se encuentra en el noreste de EE UU, muy lejos de Los Ángeles y su Hollywood.

Eso sí, Privé Swiss posee todas las comodidades de las que se pueden disfrutar en un centro de rehabilitación de alto standing: cuenta con chef privado, servicio de masajes, gimnasio y un staff de psicólogos, psiquiatras, especialistas, entrenadores y terapeutas a total disposición de los pacientes.

Selena Gómez was here

De hecho, fue la misma clínica a la que entró la cantante Selena Gómez en febrero del pasado año, cuando decidió pasar en sus instalaciones dos semanas para tratar la depresión y la ansiedad que padece desde hace varios años.

Cuenta el portal Page Six que Kit Harington está siguiendo la misma terapia que Gómez, denominada Terapia DBT (Dialectical behavior therapy), y que se centra en las emociones dolorosas de los pacientes y disminuir los conflictos en sus relaciones sociales mediante la meditación, el pilates y una dieta saludable.

Tal y como la propia web del centro relata, el objetivo de este tipo de terapias es "transformar los patrones de pensamiento negativo y los comportamientos destructivos en resultados positivos", así como reducir la angustia emocional y que los pacientes aprendan a convivir "con los pensamientos que causen estrés y ansiedad, a través de técnicas tranquilizadoras y comprendiendo el momento presente".