Castellón.- Ali Brancal (Compromís) renunciará a su acta de concejala y pide la baja en el partido
Castellón.- Ali Brancal (Compromís) renunciará a su acta de concejala y pide la baja en el partido COMPROMÍS

Brancal se presentó en la lista de Compromís como número dos y fue uno de los tres concejales que salieron elegidos en las elecciones municipales, en las que la coalición perdió un edil con respecto a 2015.

La concejala electa declaró el pasado año, junto al secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, ante el Juzgado de Instrucción 2 de Castellón como investigados en su condición de querellados tras recibir una querella contra ambos, en la que se les atribuye delitos de malversación y falsedad. Según el Grupo Popular, ambos, presuntamente, utilizaron el servicio postal municipal para enviar papeletas electorales.

Esta circunstancia provocó que la concejala electa fuese cesada en sus funciones cuando era vicealcaldesa después de que el pleno del Ayuntamiento decidiese aplicarle el Código de Buen Gobierno, por lo que se quedó solo como edil.

Previamente a la Ejecutiva, Compromís celebró una asamblea para valorar los resultados electorales del pasado 26 de mayo y para marcar la hoja de ruta a seguir durante los próximos días. Así, la Asamblea ha ratificado la decisión de la Ejecutiva Local celebrada el martes de continuar trabajando por las políticas progresistas en Castelló "que han puesto a las personas en el centro y han conseguido mejorar la vida de los y las castellonenses", según ha informado la coalición.

Además, la Asamblea de la coalición eligió al grupo negociador, a quien le ha encargado la tarea de comenzar varias reuniones para tratar de que las políticas de progreso continúen en la ciudad de Castelló. De hecho, Compromís ha acordado que esta ronda de contactos se inicie en los próximos días con Unides Podem-Castelló en Moviment-Esquerra Unida. Las personas que conformarán este equipo negociador son Verònica Ruiz, Joan Antoni Ginés, Pau Sancho y Núria Balaguer.

Para Compromís per Castelló, la única "opción posible" para que el gobierno municipal sea estable durante cuatro años es la de reeditar un acuerdo con PSPV-PSOE y Podem.

Además, la coalición ha recordado que continuar con las políticas de progreso es "incompatible" con un pacto con Ciudadanos, "un partido que permitirá que la extrema derecha gobierne la ciudad de Madrid y ha permitido que ésta apoye el gobierno autonómico andaluz".

Consulta aquí más noticias de Castellón.