'la Caixa' acompaña a 3.628 personas en el final de su vida y 3.238 familiares

  • El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de 'la Caixa' ha cumplido sus primeros diez años de vida, iniciativa que ha atendido en Zaragoza a 3.628 personas y 3.238 familiares, prestándoles atención psicosocial, complementado la asistencia médica y permitiendo un apoyo integral a estas personas.
Zaragoza.- 'la Caixa' acompaña a 3.628 personas en el final de su vida y 3.238 familiares
Zaragoza.- 'la Caixa' acompaña a 3.628 personas en el final de su vida y 3.238 familiares
EUROPA PRESS

Los datos han sido presentados en rueda de prensa por el subdirector general de la Fundación Bancaria 'la Caixa', Marc Simón; la directora del Área de Pobreza y Salud de la Fundación Bancaria 'la Caixa', Montse Buisán; el director científico del Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas, Xavier Gómez-Batiste; la directora territorial de CaixaBank en Aragón y La Rioja, Cristina González, y la directora gerente del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, Carmen Vicente.

Les ha acompañado el director de CaixaForum Zaragoza, Ricardo Alfós, donde a las 18.00 horas se celebra un acto por el décimo aniversario del programa, y tres personas beneficiarias del mismo, María Carmen Picón, María Mar Ortega y Macarena Moro. En estos diez años, el programa ha atendido en España a 159.356 pacientes y 219.516 familiares, mientras que en 2018 la cifra ha sido de 25.507 y 30.933, respectivamente.

El subdirector general de la Fundación Bancaria 'la Caixa', Marc Simón, ha detallado que en España hay 42 equipos multidisciplinares de entidades sociales y sanitarias que forma parte de este programa y que cubren las 17 Comunidades autónomas, equipos integrados por cerca de 220 profesionales, el 74 por ciento psicólogos, el 20 por ciento trabajadores sociales y el 6 por ciento personal de medicina, enfermería y agentes pastorales.

Todos ellos constituyen una red de Equipos de Atención Psicosocial, integrada por 128 centros sanitarios y 133 equipos domiciliarios. Además, el programa tiene más de mil voluntarios, de los que el 57 por ciento actúen en unidades hospitalarias, el 30 por ciento a domicilios, el 10 por ciento a centros sociosanitarios y el tres por ciento realizan gestiones vinculadas al programa.

UNIVERSALIZAR

Marc Simón ha señalado que se cubre "casi el 25 por ciento de las necesidades del país" y su aspiración es que se puede universalizar, para que esta atención se considere un derecho humano porque "una sociedad que es capaz de cuidar a quienes lo necesitan es una sociedad mejor".

También ha dicho que este programa se enmarca en la Estrategia de Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud y avanzado que trabajan en nuevos proyectos sobre la soledad de las personas mayores y una escuela de cuidadores.

Por su parte, la directora territorial de CaixaBank en Aragón y La Rioja, Cristina González, ha subrayado que este programa responde a la voluntad de la entidad de "mejorar la sociedad en todos los territorios donde está implantado el banco" y ha señalado que ante el envejecimiento de la población "va a ser más necesario".

ARAGÓN

Los pacientes atendidos en Aragón el año pasado han sido 445 y 397 los familiares gracias a dos equipos de atención domiciliaria, el trabajo en dos hospitales y el apoyo de 17 voluntarios. En concreto, el programa está implantado en el Hospital San Juan de Dios, donde hay un equipo de Atención Psicosocial encabezado por el doctor Emilio González y formado por dos psicólogos y un trabajador social.

La directora del Hospital San Juan de Dios, Carmen Vicente, ha explicado que este centro impulsó hace 30 años los cuidados paliativos y posee la única unidad de la Comunidad, de la que dependen cinco Equipos de Soporte de Atención Domiciliaria (ESAD) que dan apoyo al Servicio Aragonés de Salud en los sectores sanitarios de Barbastro, Huesca, Alcañiz, Calatayud y el sector 1 de Zaragoza -que tiene como referencia al Hospital Royo Villanova-.

Además, el sistema público aragonés posee otros tres ESAD en los sectores 2 -Miguel Servet- y 3 -Clínico-, así como en el de Teruel. Hace dos años se han puesto en marcha los cuidados paliativos en el Hospital Infantil de Zaragoza, en colaboración con el Hospital San Juan de Dios.

Carmen Vicente ha subrayado que los cuidados paliativos abordan la situación de los pacientes "más allá de la parte médico, teniendo en cuenta las emociones y el sufrimiento espiritual de los enfermos y sus familias", con la premisa de que "cuando no puedes curar, puedes aliviar".

Ha recalcado que esta es la unidad que más agradecimientos recibe de todo el hospital ya que ayuda a que las personas "se vayan en paz, sabiendo que han hecho las cosas bien y que se han podido despedir de sus familias". Ha agregado que desde hace diez años colaboran con 'la Caixa', lo que les ha permitido contar con psicólogos y trabajadores sociales, mejorado la "atención emocional y espiritual" a sus pacientes.

Según ha dicho, 8.000 personas han sido atendidas en la unidad de cuidados paliativos de este centro a lo largo del tiempo, para desear ampliar su ESAD de la margen izquierda de Zaragoza y dar atención por la tarde, así como, "a medio plazo", trasladar a estos pacientes a la tercera planta y poder mejorar las dependencias para que los familiares "puedan descansar y cuidarse" en ellas.

RESULTADOS

El director científico del programa, Xavier Gómez-Batiste, ha subrayado que el programa ha sido sometido a evaluación desde su inicio y después de diez años se ha evidenciado que "es un modelo que responde bien a las necesidades de los pacientes" y que se puede exportar "a todo el sistema".

La primera evaluación científica del programa concluye que la atención psicosocial ofrecida responde a las necesidades de los enfermos atendidos y mejora en el 90 por ciento los síntomas a nivel anímico y psicológico.

El 92 por ciento de las personas enfermas califican de excelente o muy buena la atención recibida y cerca del 90 por ciento aseguran que han podido resolver temas pendientes, la mayor parte vinculados a la comunicación y la relación con la familia y el entorno.

Así lo han constatado en la rueda de prensa tres personas beneficiarias, María Carmen Picón, María Mar Ortega y Macarena Moro. La primera ha asegurado que gracias a la atención recibida pudo afrontar con "fuerza y serenidad" la enfermedad terminal de su marido, lo que le permitió "disfrutar" de los últimos momentos con él.

María Mar Ortega, con un hijo de 17 años con parálisis cerebral, ha explicado que gracias al programa han podido detectar y afrontar el miedo a la muerte que padecía su hijo y ella también se siente apoyada. "Nadie me preguntaba antes cómo estaba", ha relatado.

Macarena Moro ha transmitido que gracias a que el Hospital San Juan de Dios le permitió llevar una yegua muy querida por su padre al centro, este superó el "bajón moral y físico" que sufrió tras serle diagnosticada una enfermedad terminal.

PERFIL

La edad media de las personas atendidas es de 71,5 años, el 53,8 por ciento han sido hombres, el 66,8 han sido enfermos oncológicos y el 33,1 de otras enfermedades, como pluripatología geriátrica, insuficiencia cardiaca, demencia, Esclerosis Lateral Amiotrófica y Enfermedad Pulmonar Obstructiva.

El 72,9 por ciento de los pacientes tenían un estado de ánimo malo o regular cuando llegaron al programa, el 57,6 sufrimiento y el 73 problemas de adaptación a la enfermedad. Si bien el 95,9 por ciento tenía familia, el 33,8 contaba con un soporta familiar insuficiente, mientras que el 6,8 por ciento no tenían cuidadores.

El programa también apoya a profesionales de cuidados paliativos, mejorando la formación de más de 20.000 personas al año. La dotación económica ha sido de 68 millones de euros en diez años, 8,8 en 2018, en el conjunto del país, y de 1,530 millones en Aragón y 158.609 euros el año pasado.

La Organización Mundial de la Salud ha reconocido este programa como ejemplar, el Consejo de Europa ha subrayado su excelencia profesional y más de 30 expertos internacionales lo apoyan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento