Se trata de un trabajador de 52 años, natural de Samos y afincado en Lugo, que falleció como consecuencia de las graves quemaduras, tras el fuego del pasado sábado y que se reavivaba este domingo.

Tino Vila ha insistido este lunes en que la plantilla "está bajo mínimos" y "en precario". Son 32 los bomberos en activo frente a un cuadro que debería de sumar, a su juicio, por lo menos 56 efectivos, es decir "25 o 30 más".

"Estamos bajo mínimos de personal y se demostró que ante un siniestro de una cierta gravedad tiene que acudir toda la plantilla, todo el servicio y la ciudad queda desatendida y no se podría cubrir otro siniestro", ha alertado.

Vila ha concretado que el sábado estaban de servicio "cinco bomberos y tuvieron que ir cuatro", por lo que quedó solo el de guardia, "que tuvo que contar con la policía local para quedar en el cuartelillo".

Ya el domingo, día en el que se reactivó el incendio, "había seis bomberos y acudieron cinco". "Durante la intervención, que duró entre una hora y media y dos horas, quedó la ciudad sin bomberos, en caso de un accidente de tráfico y otro tipo de siniestro no habría plantilla para cubrirlos", ha lamentado.

"Necesitamos urgentemente que se amplíe la plantilla y se cubran todas las plazas", ha reclamado. El fuego se inicio en una de las nuevas naves construidas, por Tableros Hispanos en la parroquia de Nadela en la ciudad de Lugo, el pasado sábado.

UGT-FICA

Por su parte, la Federación galega de Industria, Construcción e Agro (UGT-FICA) ha lamentado el accidente ocurrido en Tableros Hispanos cuyas consecuencias fueron el fallecimiento de un trabajador y lesiones "graves" para otro.

"El accidente ocurrido en la noche del sábado al domingo en la factoría lucense demuestra que la erradicación de la siniestralidad laboral es una cuestión que los agentes sociales y la administración debemos marcar como objetivo prioritario", ha indicado UGT-FICA en un comunicado.

Según sus datos, en 2018 se registraron un "intolerable" aumento de los accidentes graves y mortales. "Un total de 50 personas murieron en accidentes de trabajo en Galicia, con una tendencia al aumento y no a la reducción, ya que estos 50 trabajadores fallecidos suponen un incremento del 16,28%, con respecto al año 2017", han criticado.

Concretamente, en la provincia de Lugo se registraron 12 fallecidos, lo que supone un aumento del 50%, "algo que la sociedad en general no puede permitir".

Así, la organización sindical ha asegurado que "no llega" con organizar jornadas de concienciación, ni cursos sobre prevención de riesgos. "Ya es hora de que la Administración de justicia, a través de la Fiscalía, actúe y trate como delitos graves contra las personas los accidentes laborales", ha insistido, tras lo que ha añadido que los dos trabajadores accidentados eran de UGT.

Consulta aquí más noticias de Lugo.