Colegio La Salle de Palma
Exterior del colegio La Salle de Palma. GOOGLE STREET VIEW

La niña de 5 años que murió este viernes en un colegio de Palma se sintió indispuesta al abandonar el comedor escolar, donde había comido el menú del día que incluía, de postre, un helado sin lactosa.

Según informa El Mundo, que cita a fuentes del colegio La Salle de Palma, la menor era intolerante a la lactosa, una alergia que la pequeña conocía y sabía qué productos comer y cuáles no. A falta de los resultados de la autopsia, todo parece indicar que tras esta muerte se encuentra una posible intolerancia alimenticia.

Tras su indisposición, que tuvo lugar a las 14.30 h, la niña fue atendida por la enfermera del centro, que avisó a su vez a los servicios de emergencia, que finalmente no pudieron hacer nada por salvar su vida.

En el colegio también se personó el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, que se ha hecho cargo del caso, la Policía Científica y una comisión judicial.

El suceso ha generado una gran conmoción en la comunidad educativa. En un comunicado, el centro lamentó el fallecimiento de la niña, que cursaba Educación Infantil y era hija única, y ha asegurado que atenderá "adecuadamente a los alumos de los cursos afectados de manera directa".