Así lo ha indicado el presidente del consejo de administración, Juan Gadeo, para el que los grupos de concentración tienen "la obligación" de coordinarse para conseguir revertir una situación "crítica" y "totalmente injustificada" que, de seguir así, "abocaría a la ruina de todo el sector".

"Almazaras privadas y cooperativas tenemos que trabajar para dar estabilidad a los precios del aceite dentro de los umbrales de rentabilidad", ha afirmado en una nota. A su juicio, además, desde una parte de la producción, "no se está gestionando bien esta campaña", sobre todo, "porque se puede comprobar, con datos objetivos, que por vender más barato no van a aumentar más el consumo ni las exportaciones".

En este sentido, el responsable de Interóleo ha aludido a los datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), dependiente del Ministerio de Agricultura, y los ha comparado con la media de las dos últimas campañas para confirmar que hay "una situación incomprensible de caída de precios del 27 por ciento".

Curiosamente, según ha añadido, no se corresponde este descenso con el aumento de las exportaciones en esta campaña de sólo un siete por ciento, superiores a la media de los dos años anteriores. Además, si se compara las estimaciones del Consejo Oleícola Internacional para esta campaña, con respecto a la media de las dos últimas, existe un aumento de un 6,5 por ciento de la producción a nivel mundial y una subida del tres por ciento del consumo en el mundo, "por lo que el enlace de final de campaña no debe ser un motivo para vender con prisas".

Todo ello frente al descenso del precio medio en España de un 27 por ciento. Por último, si se compara esta campaña con la 2015/2016, cuyo nivel de producción fue similar a la actual, al precio de hoy le faltaría medio euro por kilo para llegar a los niveles de entonces.

El Grupo Interóleo también ha constatado que el precio, en un año, ha bajado un euro, mientras que las salidas de aceite son similares, unas 120.000 toneladas al mes. Por eso, además de hacer un llamamiento a la coordinación, insiste en reclamar prudencia a la hora de vender.

"Con estos datos en la mano, consideremos que la evolución de los precios es una responsabilidad de todos y comprobamos que, desde una parte de la producción, no se está gestionando bien la campaña actual", ha manifestado.

Por todo ello, ha incidido en la importancia de "seguir confiando en la concentración en empresas profesionalizadas, dimensionadas, capaces de tener una visión global del mercado, de analizar los datos de forma rigurosa y exhaustiva, para adoptar decisiones que beneficien al sector". Y es que, "los intereses generales deben estar por encima de los intereses de las empresas por ganar cuota de mercado y vender el aceite cuanto antes a cualquier precio".

Consulta aquí más noticias de Jaén.