En un comunicado, la organización colegial muestra su "disgusto" con este anuncio porque induce a "error y confusión", pues el término prescripción enfermera "no existe, ni tampoco se refiere con esta denominación en la instrucción de la Dirección del Servicio Canario de la Salud 11/19, y tampoco en los reales decreto 1302/2018 y 954/2015 que tratan sobre el asunto".

Tanto el diagnóstico como el tratamiento son "actuaciones exclusivas" de la profesión médica, señala, destacando que a lo que se refiere la instrucción de la Consejería de Sanidad es a la forma de acreditarse los enfermeros, para posteriormente poder hacer "indicaciones de dispensación de productos que no estén sujetos a prescripción médica".

El Colegio indica también que podrán indicar algunos medicamentos sujetos a prescripción médica siempre en base a unas guías y protocolos, que solo podrá autorizar la Comisión de Farmacia del Consejo Interterritorial, en el que participa el Consejo General de Colegios de Médicos, "y que hasta el momento no ha autorizado ninguna".

Es por ello, apunta, que "la instrucción 11/19 está vacía de contenido porque se ha adelantado a otras previas y imprescindibles".

De hecho, comentan que el médico, en ejercicio de sus competencias, y una vez se aprueben estos protocolos y guías, "podría desautorizar las indicaciones de los enfermeros, siempre que considere que no sea adecuado para su paciente".

Además, apunta que en el ámbito privado, el enfermero no puede indicar medicamentos sujetos a prescripción médica.

"Lamentamos que en el comunicado de prensa oficial, emitido por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, se contribuya a la confusión al denominar la indicación enfermera como prescripción enfermera, tal y como se denomina en la propia instrucción de la Dirección del Servicio Canario de la Salud", concluye el Colegio de Médicos.