26M.- Molina Trabajará Desde La Junta Por El Empleo Público Y Propone Blindar Vía Estatuto Políticas Para El Mundo Rural
26M.- Molina Trabajará Desde La Junta Por El Empleo Público Y Propone Blindar Vía Estatuto Políticas Para El Mundo Rural UNIDAS PODEMOS

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno Castilla-La Mancha, José García Molina, ha comprometido su trabajo desde el Ejecutivo autonómico para potenciar el empleo público con un "esfuerzo mayor" que pueda consolidar el sector; al tiempo que se ha marcado como reto seguir avanzando en políticas para favorecer al mundo rural y frenar la despoblación, algo para lo que hay que ser "muy imaginativo" y ante lo que propone aprovechar la apertura del debate de reforma estatutaria para apuntalar en la Carta Magna castellano-manchega.

En una entrevista con Europa Press, Molina ha ahondado en las políticas que su programa electoral plantea para este último extremo, como aprovechar las ayudas europeas y hacerlas cristalizar en iniciativas a nivel autonómico o trabajar para favorecer la incorporación de las mujeres al campo. En este mismo ámbito, ha recordado otras propuestas como defender una fiscalidad más favorable en zonas despobladas.

Tras la propuesta de fijar todas estas medidas en un nuevo Estatuto a negociar durante la próxima legislatura, ha recordado que este debate de reforma del documento tiene que aprovecharse igualmente para cambiar la ley electoral, los derechos sociales y otro modelo de financiación autonómica.

En este sentido, ha confiado en que tanto en Castilla-La Mancha como en España se conformen dos gobiernos progresistas donde Podemos tenga protagonismo, complicidad que podría aprovecharse para conseguir una mejor financiación autonómica del Estado para la Comunidad Autónoma.

"Si tanto en España como en Castilla-La Mancha hay cogobierno de PSOE y Podemos, estoy confiado de que es posible", ha aseverado el candidato de la confluencia.

Algunas de las medidas acordadas en el pacto de investidura de 2015 con el PSOE y que "se quedaron en el tintero" son, además de la reforma del Estatuto, "la reforma del Reglamento de las Cortes y la ley de auditorías", extremos ahora "irrenunciables" toda vez que ya han experimentado avances en el mandato recién acabado.

De su paso por el Gobierno castellano-manchego y por las instituciones en esta legislatura, ha asegurado haber aprendido extremos como que en el caso de PSOE o PP "las dinámicas de partido pesan más que las necesidades de la ciudadanía", razón por la cual algunas decisiones "incluso desde el Gobierno están más pensando en los partidos" que en el bien común.

De ello, confiesa haber aprendido que "en la política hay estrategia de partido y correlación de fuerzas", pero asegura que es no es su "juego".

En todo caso, defiende haber entrado en el Gobierno en el año 2017, algo que volvería a hacer y de lo que no se arrepiente. "Vinimos a grandes cosas y hemos hecho una ley de Garantía de Rentas novedosa y una ley de Participación Ciudadana muy avanzada. Y lo hemos hecho con mucha solvencia", ha exhibido García Molina.

Toda vez que da por hecho su entrada en las Cortes y su protagonismo para decidir un Gobierno, el candidato de izquierdas ha reclamado que "pase lo que pase" en el primer mes de legislatura tendrán que haber salido a la luz estos dos proyectos legislativos, ya que si no llegan a las Cortes "la primera semana" de mandato, "alguien tendría que explicar muchas cosas", en relación al PSOE.

García Molina ha afirmado que Podemos "nació para gobernar", y en esta ocasión quiere hacerlo "desde el principio" y no ha mitad de legislatura. Eso sí, una hipotética entrada en el Gobierno sería, como siempre, sometida a las bases de Podemos.

En 2015, la organización que dirige era "nueva en política" pero "no en la vida". Una de las cosas de las que García Molina presume es de que "nunca" han mentido, así como que ha "cumplido" con sus propósitos al entrar al Gobierno.

LA PELEA DE LOS RESTOS

José García Molina ha insistido en pedir el voto al electorado progresista insistiendo en hay en juego escaños en Guadalajara, Ciudad Real y Albacete que se decidirán por un puñado de votos entre Unidas Podemos, Vox y Ciudadanos, por lo que en estas circunscripciones ni PP ni PSOE son el rival.

Esos pocos votos pueden decantar "que el Gobierno gire a la derecha o que siga donde ya está desde 2015", por lo que "la gente progresista tiene que votar en conciencia". "Lo que saquemos nosotros, Ciudadanos y Vox va a cambiar la gobernabilidad".

En todo caso, da por "casi seguros" los escaños de Toledo y Albacete, pero urge a la izquierda a decidirse por Unidas Podemos en Guadalajara y Ciudad Real con la expectativa puesta en hasta cuatro asientos en el Convento de San Gil.

También confía García Molina en que bien Podemos o bien la candidatura de confluencia, según el caso, sea decisiva en los gobiernos tanto de las capitales de provincia como de Talavera y Puertollano. "Tengo bastantes esperanzas de que va a ser así", ha confiado, al tiempo que ha vaticinado que muchos ayuntamientos pequeños a lo largo de toda la región pueden tener bastón de mando 'morado'.

Aunque los procesos de confluencia con IU y otras formaciones no ha llegado a cristalizar en algunas plazas, ha defendido que Podemos siempre ha buscado esa unidad, sobre todo en lugares como Cuenca o Talavera de la Reina, pero las decisiones en cualquiera de estas localidades "se ha tomado siempre de manera autónoma".

TRAS LAS ELECCIONES SE ABRIRÁ SU SUCESIÓN

El secretario general de Podemos ha recordado que ya está en proceso de cumplir su segundo mandato al frente de la formación morada, por lo que tras las elecciones y "con tranquilidad" se empezará a hablar de su sucesión.

Espera que sea el relevo "que la gente decida" pero que en todo caso "dé continuidad" al proyecto comandado por su equipo. Ha dicho en este punto que tras ver los resultados del 26 de mayo se analizarán, y se tomarán las responsabilidades oportunas.

Tras el primer análisis, se convocará el Consejo Ciudadano -ante el que asumirá "responsabilidades" si los resultados "son malos"- y se empezará a pensar en ese relevo.

Sobre si su 'número dos', María Díaz, podría ser una buena secretaria general, ha considerado que la albaceteña "ha demostrado en todos los sitios a donde ha ido su valía".

Al respecto de una hipotética carrera política en Podemos a nivel nacional, reconoce que "ya tienen que ir cambiando las caras", pero "nunca" se ha planteado, de momento, dar el salto.

Por último, se ha referido al Partido Popular y sus expectativas electorales, asegurando que en el caso de que Paco Núñez y los 'populares' cosechen un mal resultado tras las urnas del 26 de mayo, estaría en peligro incluso su continuidad al frente de la formación, como también le ocurre a su homólogo en Génova, Pablo Casado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.