FERNANDO TEJERO
El actor Fernando Tejero, en 2018. GTRES

Fernando Tejero quiere una vida más tranquila. Beatus ille. Lleva una temporada difícil, entre las críticas en las redes sociales por haber sido padre por vientre de alquiler y la jugarreta que le hizo Pol Badía y por la que tuvo que salir a insistir en su soltería.

Y en esa vida más sencilla y alejada del mundanal ruido ya no tiene sitio su espectacular piso en el centro de Madrid, por lo que no ha dudado un instante en ponerlo a la venta (para aquel bolsillo que se lo pueda permitir).

Para cerrar esta etapa, el actor de La que se avecina está intentando vender las inmensas virtudes de su inmueble, que alcanza los 184 metros cuadrados y que está ubicado en ese corazón de la capital que es la zona Palacio, muy cerca de la Plaza de Ópera y el Teatro Real, la Plaza Mayor y la Puerta del Sol.

Al apartamento, una cuarta planta exterior, no le falta detalle, desde el suelo de primera calidad de tarima de madera maciza hasta el mobiliario y el menaje, por lo que el intérprete de 52 años pide hasta 890.000 euros.

No apto para todo bolsillo

La inmobiliaria Gilmar, que es la encargada de la venta del piso de Tejero, lo define como "luminoso", "magnífico" y en una "excelente zona", cerca "del Madrid más castizo".

La casa tiene "tres grandes balcones" que dan "a fachada principal". "Dos de ellos en salón principal y uno en dormitorio", mientras que "el resto de las estancias dan a un estupendo y soleado patio".

"Esto hace que por la cantidad de ventanas, las diferentes orientaciones, la altura de la vivienda y los techos altos de mas de 3 metros de altura, tenga una luz preciosa todo el día", añade el anuncio.

"Tiene un magnifico salón con comedor independiente, dos dormitorios con dos baños en suite, un aseo de cortesía, mas una estupenda cocina con despensa y un estupendo hall recibidor", continúa la descripción del inmueble, que se centra en la cocina, dado el buen hacer entre fogones del intérprete, como pudo demostrar a su paso por Masterchef Celebrity (aunque luego renegara del programa).

"La finca", aclaran tras decir que posee agua caliente individual,"está totalmente rehabilitada con ascensor en planta, conserje y con gastos de comunidad muy bajos".

En las fotografías que acompañan el anuncio, además, no solo se observa el buen gusto estético de Tejero, sino su búsqueda total de comodidad y comfort cuando llega del set de grabación (y hasta su Goya de 2003 como actor revelación por Días de fútbol, un proyector o un muñeco fofucho que representa a su personaje de Emilio en Aquí no hay quien viva).