Cumbre Europea de Ministros de Asuntos Exteriores
Foto de familia de la reunión informal de Ministros de Exteriores de la Unión Europea, en Brdo pri Kranju ( Eslovenia) EPA
Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) han aprobado hoy una declaración en la que piden el "fin de la violencia" en el Tíbet, pero descartan por el momento presionar a las autoridades chinas con un boicot político a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

En el texto, consensuado por unanimidad, ni siquiera se menciona la posibilidad de vincular los Juegos con la condena a la represión ejercida por el gobierno chino sobre la región soberanista del Tíbet . La Unión "reitera su profunda preocupación sobre los acontecimientos"; "condena todo tipo de violencia" y "ofrece sus respetos a las víctimas".

Se sitúan a favor de la la autonomía y no de la independencia

Pide asimismo que los detenidos sean tratados conforme a las leyes internacionales y que se respete la libertad de información sobre el conflicto. Los Veintisiete se alinean con los llamamientos del líder espiritual y político de los tibetanos, el Dalai Lama, a favor de la no violencia y de "la autonomía y no independencia" del Tíbet.

Apoyan su defensa de un diálogo constructivo dirigido a cuestiones fundamentales como la preservación de la lengua, cultura, religión y tradiciones tibetanas. Por último, la declaración asegura que la UE "continuará prestando toda su atención a la situación de los derechos humanos en China"