Según ha explicado la Policía Nacional, todas las denuncias indicaban un mismo 'modus operandi' Una persona de acento extranjero llamaba a la víctima y le informaba de que su hijo se había visto involucrado en un accidente y exigía el pago de una cantidad económica para evitar ser denunciado.

Además, incluso en algún caso, uno de los estafadores se ha presentado en el domicilio haciéndose pasar por representante legal del familiar afectado.

La Policía recomienda a la población no pagar, llamar al 091 a la mayor brevedad y ponerse en contacto con el familiar afectado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.