Jaime Martín
Jaime Martín Archivo

Tras una carrera de casi veinte años entregado al realismo social, en ocasiones rayano en lo sucio, Jaime Martín se enfrenta, con Lo que el viento trae, a un nuevo desafío en su carrera que le lleva a abrazar el género de terror.

«Intento no aburrirme con mi trabajo. No es mi intención pasarme la vida contando historias marginales, ahora bien, tampoco quiero hacer cualquier cosa. En este sentido, afrontar una historia de miedo ha sido importante para mí, pues soy amante del género desde pequeño».

Una aproximación que, al igual que ocurrió con los pioneros del cine de terror en la España de los setenta, busca referentes foráneos, universales.

«En un principio quise hacer una adaptación de Morfina, la novela de Bulgákov, pero la obra no estaba libre de derechos. Entonces Josep M.ª Beà me contó una vieja leyenda de un ser atormentado y violento que vagaba por las montañas de Girona en el siglo xix. Por aquel entonces estaba leyendo un extenso manual de cirugía, con relatos en primera persona, así que cogí elementos de las tres historias, añadí otros nuevos, les di cohesión y preparé un primer borrador».

Y el resultado final es un viaje a los helados bosques de la Rusia zarista, que está entre Tim Burton y Dostoyevski.

Norma Editorial / 80 páginas / 17 euros