Los humanos de Atapuerca eran caníbales y rentables

  • La carne humana se consumía en mayor proporción debido a su abundancia.
  • "Los humanos eran una presa de 'alto rango', explica un científico encargado del estudio.
El consumo de carne humana se debe al principio coste-beneficio según los científicos.
El consumo de carne humana se debe al principio coste-beneficio según los científicos.
J. Rodriguez

El canibalismo, científicamente conocido como antropofagia, era una opción rentable en Atapuerca hace un millón de años. La carne humana era consumida en mayor proporción que la de otros animales debido a su abundancia.

Jesús Rodríguez, Ana Mateos y Guillermo Zorrilla, científicos del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), han publicado  su trabajo en el que analizan el canibalismo dentro de las poblaciones de Atapuerca (Burgos) hace un millón de años.

Todo partió del principio que afirma que todos los animales adaptan su alimentación para optimizar el balance coste-beneficio. Esto les llevó reexaminar estudios previos y analizar el comportamiento caníbal del Homo Antecessor.

Junto con la cantidad de alimento que podrían obtener de cada animal (beneficio) y el esfuerzo que suponía obtenerlo (coste), han incluido el coste y el beneficio de onsumir a otros humanos comparando los datos de unos y otros.

Los cadáveres posiblemente eran de miembros del grupo.

"Nuestros análisis muestran que Homo antecessor, como cualquier predador, seleccionaba sus presas siguiendo el principio de optimizar el balance coste-beneficio. Y además, también muestran que, considerando sólo ese balance, los humanos eran una presa de 'alto rango'. En comparación con otras presas, de los humanos se podía obtener una gran cantidad de alimento a un bajo coste", explica Jesús Rodríguez en un comunicado.

Uno de los resultados "más sorprendentes" del estudio ha sido que los humanos fueron consumidos en una proporción mucho mayor de lo esperado debido a su abundancia respecto a otros animales, su tasa de encuentro era mayor.

Y es que, como explica Ana Mateos, "para el Homo antecessor era más fácil encontrarse con un humano que con otro animal. Una de las posibles explicaciones de esa alta tasa de encuentro entre humanos es que los cadáveres canibalizados fueran de miembros del grupo".

La investigación fue realizada desde el novedoso punto de vista de la Ecología del comportamiento humano (HBE, Human Behavioural Ecology, siglas en inglés). La HBE trata de explicar el comportamiento de los animales aplicando el principio de que las acciones de cualquier individuo buscan como fin último garantizar su supervivencia y la de su descendencia, lo que ssignifica la búsqueda del mayor beneficio posible al menor coste.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento