Unos malagueños culminan el reto de llegar hasta el Sahara en Mobylette desde España

  • Las motos de 49 centímetros cúbicos han recorrido 1.800 Km.
  • Han tenido que soportar incluso una nevada, lluvia, frío y viento.
  • familiares y amigos les esperaban en Benalmádena.
Trece amantes de los viejos ciclomotores Mobylette de 49 centímetros cúbicos. (EFE)
Trece amantes de los viejos ciclomotores Mobylette de 49 centímetros cúbicos. (EFE)
20MINUTOS.ES
Trece amantes de los viejos ciclomotores Mobylette de 49 centímetros cúbicos han conseguido este miércoles finalmente culminar su reto de recorrer sobre esas pequeñas motitos hasta
1.800 kilómetros entre España y el desierto del Sahara, una aventura que ha durado diez días entre la ida y la vuelta.

Para conseguir su hazaña han tenido que soportar incluso una nevada, lluvia, frío y viento y llegaron a la primera meta, Merzouga, un pueblo con más de veinte kilómetros de dunas del Sahara marroquí, con dos de las motos remolcadas con cuerdas por dos de las que tienen más fuerza.

Desde allí empezó la vuelta y el final de la ruta, la localidad malagueña de Benalmádena, su lugar de origen, lo alcanzaron la noche del miércoles, donde eran esperados por familiares y amigos, con lo que han completado una historia llena de peripecias, incluido entrar con sus Mobylette en las dunas.

De 35 a 40 kilómetros por hora

Uno de estos particulares héroes, Virgilio Trujillo, ha explicado que han embarcado hoy en Tánger (Marruecos) de vuelta hacia Algeciras (Cádiz), donde han llegado pasadas las 17.00 horas y han mantenido un encuentro amistoso con los integrantes del motoclub de la localidad.

Desde ese punto han partido hacia Arroyo de La Miel, núcleo de población de Benalmádena, con tres largas horas de camino por delante hasta el final del trayecto. En su largo viaje han llevado una velocidad media de 35 a 40 kilómetros por hora y han sorprendido a todo el que se encontraba en la ruta.

También han tenido tiempo de expresar su solidaridad con los niños que encontraban por la cordillera del Atlas y les han entregado gorras, bolígrafos y hasta sus propias ropas como algún jersey o chándal y pasteles. Estos valientes, con edades comprendidas entre los 28 y 40 años, cuidan sus ciclomotores como reliquias y el cariño que les dispensan ha sido correspondido por las máquinas al resistir el esfuerzo supuesto por tan peculiar viaje.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento