La actitud mostrada por la concejala de Educación, Elena Cortés, hacia la procesión de la hermandad de la Oración en el Huerto el pasado Domingo de Ramos ha encendido los ánimos entre el mundo cofrade cordobés. Según denuncia la citada hermandad, durante el desfile a su paso por la calle Blanco Belmonte, varios vecinos y miembros de la cofradía observaron cómo en una ventana del domicilio de la edil colgaba un cartel donde se podía leer "no".

Al parecer, la también portavoz de IU en la Diputación hizo sonar un sonido estridente parecido al de una sirena cuando pasaba por la citada calle el cortejo. Algunos de los presentes incluso aseguran que Cortés se puso en la ventana de su casa a realizar saludos a las personas que estaban viendo la procesión.

Las reacciones a este hecho no se han hecho esperar. La hermandad del Huerto ha remitido una carta a la alcaldesa, Rosa Aguilar, en la que le muestra su descontento y su rechazo a la actitud mostrada por la concejala.

Algunas hermandades piden la dimisión de la concejala por su actitud

El presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías , Francisco Alcalde, califica la acción de Cortés de “deplorable” y “reprobable”. Algunas de las hermandades incluso han pedido la dimisión de la edil.

Por su parte, el portavoz del Gobierno municipal, Francisco Tejada, no puso paños calientes a la actitud de Cortés. “Es reprochable y rechazable de plano”, asegura. El también teniente de alcalde de Hacienda afirma que “la concejala pedirá disculpas rápidamente y por escrito”.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA