Plaza de España
La plaza de España ya se encuentra vallada.  JORGE PARÍS

Las obras de reforma de la Plaza de España arrancaron entre finales del pasado mes de febrero y principios de marzo. Hasta ahora los trabajos no habían sido visibles para los ciudadanos debido a que las primeras actuaciones consistieron, como en todas las obras de este calado, en realizar las mediciones correspondiente sobre el terreno. Pero desde la semana pasada la plaza se encuentra vallada. Todo el espacio permanece cerrado al paso, lo que aprovecharon de inmediato los más curiosos para inmortalizar con sus dispositivos móviles la escena.  

La primera actuación que se verá será la de la adecuación del parking, según avanzó el pasado mes de febrero el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. Este equipamiento es de los años 60 y se hace necesario la renovación de la cubierta. También se acometerá una demolición completa de la actual galería de comercial (supondrá la desaparición de los locales asiáticos), En su lugar se construirá un espacio comercial más grande que sirva también para acceder al Metro y que contará con cinco nuevos locales de titularidad municipal.

Otras actuaciones previstas en los próximos meses son la ampliación de aceras en el frente de la calle Princesa que enlaza con la Gran Vía, donde en la esquina está prevista la creación de un nuevo paso paso de peatones transversal que permitirá cruzar en todas las direcciones (siguiendo el modelo del ya construido en Shibuya, un barrio de Tokio (Japón), la peatonalización del lateral de la plaza donde se encuentra la Torre Madrid (ahora hay tres carriles para el coche) y la remodelación del túnel de Bailén. 

El Ayuntamiento de Madrid adjudicó finalmente por algo menos de 62 millones de euros las obras de remodelación de la Plaza de España, que serán realizadas por la Unión temporal de Empresas (UTE) que constituirán las firmas PACSA y Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). Los trabajos durarán 21 meses, por lo que su finalización está prevista para finales de 2020.

El actual proyecto de Plaza de España, redactado por los arquitectos Fernando Porras Isla-Fernández, Aranzazu La Casta Muñoa, y Lorenzo Fernández-Ordóñez Hernández, resultó ganador en febrero de 2017 del concurso internacional de ideas convocado por el Ayuntamiento tras ser elegido por la ciudadanía mediante un proceso de participación.

Espacios abiertos, ampliación de aceras...

Los trabajos permitirán multiplicar por tres la superficie actual de la plaza, conectándola hacia el este con Gran Vía manteniendo la ampliación de aceras; hacia el sur con el Palacio Real y los jardines de Sabatini; hacia el oeste con el parque del mismo nombre gracias a su unión con el Templo de Debod y hacia el norte con la calle Princesa, la Plaza de Cristino Martos y los jardines de la Condesa Pardo Bazán y el Palacio de Liria.

El proyecto contempla, además, hacer peatonal el paso elevado de Bailén para unirlo con los jardines de Sabatini y con el Parque del Oeste, la instalación de ascensores en la Cuesta de San Vicente para salvar el desnivel, la plantación de más de 1.500 árboles, modernos juegos infantiles y carriles bici que aseguren la continuidad con otros itinerarios ciclistas.

Paralelamente a las obras de la plaza se están desarrollando a buen ritmo las actuaciones que culminarán con la reforma completa del Edificio España por parte de la firma hotelera Riu, que convertirá al inmueble en el mayor hotel de la zona centro gracias a sus 585 habitaciones. Este rascacielos de 27 plantas contará con una azotea con vistas 360º y un espacio de negocios de 3.000 metros cuadrados que llega a 5.000 al sumar las zonas de hostelería. Su apertura está prevista para finales de este próximo verano.

Consulta aquí más noticias de Madrid.