El hallazgo del cadáver de una mujer con un brutal golpe en la cara y a medio desvestir en el parque de Pradolongo (Usera) y el presunto asesinato de un hombre por su octogenario padre en su casa familiar de Vicálvaro elevaron ayer a 19 el número de muertes violentas en la región en lo que va de año.

Eso significa que los homicidios y asesinatos se han incrementado en un 46% con respecto al mismo periodo del año anterior. A estas alturas de 2007 Madrid sumaba 13 víctimas en la lista de muertes violentas.

Lo cierto es que 2007 fue el mejor año en cuanto a balance criminal desde 2000. En 365 días hubo 54 crímenes, lejos de los 100 que se llegaron a alcanzar en el más luctuoso año del siglo, el 2003.

Más armas blancas

Entre las 19 víctimas de 2004, once eran hombres y ocho mujeres. La mayoría (8) eran españoles y el resto inmigrantes, 3 de ellos de Colombia. Usera, con dos muertes violentas, es el distrito más afectado, aunque también hubo crímenes en Barajas, Carabanchel, Centro, Latina, San Blas y Vicálvaro.

Los apuñalamientos fueron el modus operandi en 9 de los 19 homicidios.