Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a Europa Press Televisión Margarita Franco, madre de una alumna del centro educativo, que ha defendido a este profesor, del que ha dicho que "es un hombre que ama la música", así como que "todo se ha sacado de contexto". "No se puede destruir la carrera de 25 años de un profesor, no se puede destruir a una familia, no se puede destruir a una comunidad", ha dicho al tiempo que ha sumado que al profesor nunca se le ha llamado para preguntarle lo que ha pasado.

Esta madre ha insistido en que "no hay derecho porque están destruyendo la vida de una persona" y ha asegurado que está "indignada" con la situación. "¿En un año y medio ningún niño ha dicho nada y ahora van a venir con esto?", se ha preguntado y ha asegurado que va a defender al profesor "hasta dónde sea".

Por su parte, el abogado que defiende a la familia del niño, Germán Bernal, ha explicado que, según el relato de otros compañeros del menor, el profesor llegó a "atar a una silla en medio de la clase y amordazar" al alumno, que tiene reconocido un 41 por ciento de discapacidad psíquica.

Asimismo, ha señalado que durante aproximadamente un año y medio el profesor ha estado "continuamente" faltándole el respeto al menor con insultos como "tonto", así como "amenazándolo con volverlo a atar o arruinarle actuaciones" del centro porque el niño es "experto en música" y participa de las diferentes actividades que promueve el colegio en esta materia.

Del mismo modo, ha subrayado que las amenazas también han pasado por "abrirle partes disciplinarios", motivos por los que el menor "está viviendo un episodio bastante triste".

"El niño lo ha pasado muy mal, ha tenido muchas crisis e incluso tres episodios de tendencias autolesivas", ha asegurado y ha añadido que lo único que quieren es "garantizar la seguridad y la tranquilidad del menor".

Bernal ha indicado que la forma de actuar del profesor no sólo ha sido con este menor, aunque "sí especialmente con él", sino que otros alumnos también han expresado que su comportamiento "deja mucho que desear".

Por el momento, el profesor ha sido apartado de la clase de este alumno, si bien sigue en el centro. "Es un colegio pequeño y el alumno lo ve en los pasillos y el patio, por lo que estos hechos pueden continuar repitiéndose", ha indicado el letrado, al tiempo que ha añadido que por ello han pedido una orden de alejamiento con el fin de que este profesor no se pueda acercar al menor.

Por último, el abogado ha lamentado que el centro educativo haya resuelto con un documento, en el que se recogen los hechos ocurridos, la situación que ha sufrido el menor y haya alegado que dichos hechos han prescritos. El colegio "a lo único que le da importancia es al hecho de que el niño fuera atado y amordazado en el curso pasado" pero que asegura que ha prescrito, mientras que sostiene que "los otros hechos son bromas que los alumnos no entienden", ha cerrado.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.