Así lo han explicado a Europa Press fuentes policiales y del cuerpo de Bomberos de Ourense, que han indicado que la Policía ya ha analizado la zona exterior del incendio y ha tomado declaración a la persona que trabajaba en el lugar cuando comenzó el fuego.

Fuentes de los Bomberos de Ourense han manifestado que esperan a que "acabe de carbonizarse la madera con las brasas" para comprobar este jueves "si está segura" la zona para que la Policía Científica "pueda examinar las zonas del incendio".

Sobre la estructura, las mismas fuentes de Bomberos han indicado que "hay que tirar" toda la que queda en pie debido a su estado. Además, han añadido que, una vez retirada, "libre de riesgos" y limpia la zona, se podrán usar las piscinas termales que hay en el lugar.

PESQUISAS

Por su parte, fuentes policiales han confirmado que prosiguen las investigaciones una vez que se ha tomado declaración al trabajador que estaba en las instalaciones y a los primeros en llegar a la zona del incendio también.

Además, la Policía Científica ha procedido a recoger "otros indicios" en el exterior de la zona afectada con peligro de derrumbe tras el incendio para elaborar el atestado, a la espera de poder realizar la inspección ocular en el interior.

El fuego que calcinó el complejo termal, debido al que no hubo daños personales, tuvo lugar en la madrugada de este miércoles. Las llamas han destruido por completo la estructura de madera de la edificación.

Consulta aquí más noticias de Ourense.