El técnico del Espacio Salto del Roldán en Nueno, Miguel Ortega, y el miembro del Instituto Pirenaico de Ecología, CSIC, Jesús Julio Camarero, son los comisarios de esta exposición que puede visitarse los días laborales de 17.00 a 20.00 horas y los días 4, 5 y 8 de mayo, también de 18.00 a 19.00 horas.

La madera de árboles y arbustos almacena información sobre las condiciones ambientales en las que crecieron y estos datos se pueden extrapolar al territorio en el que viven. Esto es especialmente importante en lugares donde no hay registros o bien para contrastar y ampliar la información ya existente.

La exposición consta de cuatro partes: el tronco, en la que se explica cuál es su función y qué información se encuentra a través de su aspecto; las partes del tronco en el corte transversal, dado que cada una tiene una función que muestran las estrategias vitales del árbol.

Asimismo, los anillos de crecimiento, que permitirán saber su edad y también cómo fue su crecimiento ese año, y de ahí deducir las condiciones ambientales no solo del clima, sino de competencia con otras plantas, efecto de las plagas, cambios de posición o incluso actividades como la poda.

Por último, las heridas, que permiten conocer eventos traumáticos que haya sufrido ese árbol y que son, al mismo tiempo, una puerta de entrada a otros organismos que conllevará el ahuecamiento del tronco. La muestra permanecerá expuesta hasta el 12 de mayo en Alcalá de Gurrea.

Consulta aquí más noticias de Huesca.