Barcelona
Una imagen del Museu Marítim, junto al punto donde se produjo la violación. GOOGLE STREET VIEW

El juez ha acordado este martes prisión provisional, comunicada y sin fianza, para el hombre detenido por la violenta agresión sexual perpetrada en el barrio del Raval el pasado jueves, junto a las Drassanes de Barcelona, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El hombre ha sido trasladado al juzgado de instrucción 23 de la capital catalana y el detenido, tras ser visitado por un médico forense que ha acreditado que podía declarar, ha pasado a disposición judicial y se ha acogido a su derecho a no declarar.

El magistrado ha acordado para el detenido prisión provisional, comunicada y sin fianza y ha abierto la causa por un delito de lesiones y de agresión sexual.

La violación se produjo la madrugada del pasado jueves en las Drassanes, junto al Museo Marítimo y muy cerca de la Rambla de Barcelona, y el detenido actuó con gran violencia, amputando a la víctima una oreja de un mordisco, seccionándole el labio y rompiéndole un brazo.

Además, lo ocurrido ha suscitado la polémica ya que vecinos del Raval aseguran que habían alertado 10 días atrás del comportamiento del presunto autor de la violación, que llegó a ser detenido durante unas horas, por lo que consideran que la agresión se podía haber evitado.

El presidente del grupo del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha pedido, por su parte, explicaciones a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sobre la coordinación policial entre Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra y el alcaldable socialista, Jaume Collboni, ha reclamado apostar por la prevención.

Colau pide un informe sobre los incidentes previos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido un informe al comisionado de Seguridad del Ayuntamiento, Amadeu Recasens, sobre los incidentes previos que protagonizó el detenido por la violación.

Colau quiere conocer todos los detalles del caso, puesto que el hombre "ya había protagonizado diferentes situaciones de convivencia" donde habían intervenido diferentes servicios y cuerpos policiales.

Los vecinos alertaron el domingo de que ya había protagonizado disturbios unos días antes y que había sido detenido y dejado en libertad posteriormente.

Colau ha condenado la "salvaje" agresión sexual y también ha reivindicado la diligencia de la Guardia Urbana en la atención a la víctima y en la detención del presunto autor.

La alcaldesa ha asegurado que el Ayuntamiento se pondrá a disposición de la víctima, tanto en el proceso de rehacerse cómo también en la denuncia de los hechos. Ha dicho que harán todo el que esté en sus manos para que "agresiones machistas y salvajes como esta no se vuelvan a producir en la ciudad".

Sobre los incidentes previos protagonizados por el detenido, ha indicado que ya fue detenido días antes y puesto a disposición de los servicios de psiquiatría para que lo examinaran. La alcaldesa quiere conocer los detalles y por eso ha pedido un informe al comisionado de Seguridad.

Colau ha felicitado la Guardia Urbana por su "actuación diligente en todo momento", actuando cada vez que ha sido requerida y deteniendo al hombre después de la agresión. 

También ha constatado que en una ciudad como Barcelona "siempre pueden haber sujetos bárbaros y personas con problemas mentales, como podría ser el caso de este sujeto".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.