La decisión busca defender los derechos de la víctima ante unos hechos que se califican como de especial gravedad habiendo tenido lugar los mismos en el término municipal de Pamplona, ha informado el Consistorio en una nota. En repulsa a lo ocurrido el Ayuntamiento convocará este miércoles una Junta de Portavoces extraordinaria.

El inmueble donde supuestamente se sitúan los hechos, si bien no está confirmada la vivienda concreta en la que tuvo lugar la supuesta agresión, tiene seis pisos, de los que cuatro son de titularidad municipal y dos privados, donde residen algunas personas de forma irregular.

Según ha indicado el Consistorio, desde enero existe un proceso judicial abierto, a instancias del Ayuntamiento e informado de manera conveniente, cuyo objetivo es recuperar el uso pleno de la vivienda por parte del Consistorio. El destino futuro de estos pisos es su rehabilitación para necesidades de realojo de vecindario del Casco Viejo.

El Ayuntamiento ha mostrado el "total apoyo" a la presunta víctima y máximo respeto para preservar sus derechos e identidad. De confirmarse los hechos, el Ayuntamiento, en cumplimiento del procedimiento/protocolo que mantiene en estos casos, pondrá a disposición de la víctima los recursos municipales.

Ha manifestado igualmente su compromiso con la lucha contra las agresiones de sexistas y su compromiso de seguir trabajando en diversos ámbitos donde las mujeres sufren situaciones de desigualdad.

Ha reiterado que decretado el secreto de sumario sobre los hechos se hace un llamamiento a la prudencia evitando informaciones no contrastadas por fuentes oficiales que puedan ahondar en la confusión de lo ocurrido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.