La detención se produjo después de que en la madrugada del día 19 de abril la Sala Operativa del 091 recibiera un aviso de la activación de una alarma en un comercio de Arrecife, motivo por el que una patrulla de la Policía Nacional se personó en el lugar donde comprobó que la fachada presentaba una oquedad de unos 50 centímetros de diámetro.

Seguidamente se presentaron en el lugar los propietarios del comercio que abrieron la puerta del establecimiento y comprobaron que el interior estaba totalmente revuelto y que habían sustraído dos riñoneras que contenían diversas herramientas, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Por otro lado, otra patrulla policial interceptó en las inmediaciones a un hombre con una mochila en la que transportaba unas tenazas, una linterna, una sudadera, un gorro de lana y 65 euros. Esta persona reconoció, de forma espontánea, a los agentes el haberse deshecho momentos antes en los alrededores de las dos riñoneras sustraídas, que finalmente fueron recuperadas y tras ser reconocidas por los propietarios del comercio, entregadas a estos.

Así, los agentes procedieron a la detención del individuo como presunto autor de un delito de robo con fuerza, pudiendo comprobar que al mismo le constaban 39 antecedentes policiales, muchas de ellas por delitos de la misma naturaleza.

Finalmente, instruido el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.