Salvador rugby 544
Los jugadores de El Salvador celebran el título de liga. EFE

El Cetransa-Dismeva El Salvador ha revalidado los títulos de Liga y Supercopa de España de rugby , después de derrotar (35-19) a la Santboiana, en una temporada en la que el equipo que dirige el neozelandés Lewis Williams ha sabido sobreponerse a situaciones complicadas.

Derrotas abultadas en Europa, lesiones de jugadores importantes y un par de sorpresas en Liga ante rivales presumiblemente inferiores, no consiguieron minar la moral de una plantilla que, desde el primer momento, ha sido consciente de su neta superioridad en el campeonato doméstico.

En la pasada campaña, el conjunto vallisoletano demostró un poderío inapelable, sin embargo, en ésta, el equipo con mayor potencial de España, mostró, en ocasiones, síntomas de flaqueza que, en seguida, se subsanaron con pundonor y ambición.

Fortaleza delantera

Así, El Salvador ha obtenido la sexta Liga de su historia -segunda consecutiva- sujetándose en los mismos mimbres que en la edición anterior: fortaleza en delantera y dinamismo imponente desde la zona de tres cuartos.

No en vano, las lesiones de jugadores clave como Diego Zarzosa, Carlos Souto, Alfonso Mata ó Shaan Stevens, a medida que la temporada iba avanzando, propiciaron que el caudal ofensivo del equipo mermase, costándole más doblegar a conjuntos que asomaban por detrás, como Bwin Pozuelo Boadilla y Cajasol Ciencias.

El gran número de bajas provocó que el club se rascase el bolsillo y fichase a jugadores de procedencia extranjera que ayudasen a paliar las carencias como Daniel Hunter, Emyr Lewis, Nick Passi y Anthony Bradshaw.

Bajones físicos

Aún así, hubo momentos durante el año en el que el Cetransa-Dismeva El Salvador evidenció relativos bajones físicos, fruto del tremendo esfuerzo realizado en la European Challenga Cup ante equipos de inmensa categoría.

Pero, en Liga, la escuadra franjinegra no se arrugó y siguió a lo suyo, hasta que el FC Barcelona, colista, les infligió la primera derrota, algo que, un mes más tarde -16 de marzo-, el Bera Bera consiguió también.

De este modo, el Cetransa-Dismeva El Salvador repitió éxitos y aprendió a sufrir y a responder ante los altibajos, al mismo tiempo que engordaba su palmarés: 6 Ligas, 5 Copas del Rey, 4 Copas Ibéricas y 5 Supercopas de España.

Ahora, queda comprobar si el club vallisoletano es capaz de seguir en la misma dinámica y revalidar la Copa del Rey, lo que significaría el segundo triplete en dos años.