Según la información del escrito de acusación, el hombre conoció a la mujer a través de una web de contactos en el año 2013, cuando ella se encontraba "en un bajo estado anímico tras el fallecimiento de su madre y de su pareja sentimental".

Tras lograr con ella una "relación de confianza", el hombre convenció a la víctima para que le hiciese diversas entregas de cantidades de dinero con el supuesto fin de adquirir varios inmuebles en subastas judiciales, que le entregó en cuatro momentos entre 2013 y 2014.

Sin embargo, dice el fiscal, "el acusado nunca llegó a realizar ninguna de las operaciones que le había comunicado" a la mujer, "apropiándose de las cantidades entregadas". Por ello, lo considera culpable de un delito de estafa y pide para él cuatro años de prisión y una multa, así como a la devolución de los 127.000 euros.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.