Hasta el 25 de abril, a través del Teléfono de Atención Ciudadana 010, todos los negocios de la ciudad interesados en participar y que cumplan el requisito de estar en planta baja, podrán apuntarse a decorar sus escaparates con flores, en su versión, tanto natural, como artificial, para conseguir alguno de los tres premios en disputa: 500, 300 y 200 euros para los tres primeros clasificados, unos importes que no se otorgarán en dinero sino que el Consistorio se hará cargo del abono de facturas cuyo concepto sea la mejora o embellecimiento del local, tanto del interior como del escaparte hasta esos importes.

Los comercios participantes podrán presentar un único escaparate, o varios del mismo local, siempre como una única candidatura y se admitirán todo tipo de materiales para la producción de la decoración, aunque se valorará positivamente la inclusión de materiales artesanales y también del producto de venta en el propio establecimiento.

Luego, un jurado compuesto por personal técnico municipal, un vocal a propuesta de las asociaciones del sector y una persona especialistas en Interiorismo, seleccionará entre el 2 y el 6 de mayo hasta 10 escaparates finalistas. La entrega de premios tendrá lugar durante la primera quincena de junio de 2019.

El Consistorio se reserva la facultad de anular la convocatoria en el caso de que no se obtengan, al menos, una treintena de establecimientos interesados.

Este nuevo certamen municipal busca visibilizar y dar a conocer la oferta comercial de la ciudad, incentivando la visita de la ciudadanía a diferentes zonas de Pamplona. Lo hace en el marco de las actividades de primavera de 'Pamplona es flor', implicando a ese sector económico en una cita con la sostenibilidad y la puesta en valor del patrimonio natural como parte del atractivo turístico de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Navarra.