Areas ha señalado que es el único operador de restauración del aeródromo catalán con una concesión de cinco a ocho años y que esta renovación responde al compromiso de la compañía por responder las necesidades reales de los viajeros con una oferta gastronómica innovadora.

El aeropuerto de Girona-Costa Brava recibió a más de dos millones de pasajeros en 2018, lo que representa un aumento del 3,8% respecto al mismo periodo del año anterior.

Consulta aquí más noticias de Girona.