Suceso en Barcelona
Imagen de la calle Roselló de Barcelona cortada parcialmente después de que un hombre se haya atrincherado en su vivienda. ACN

Los Grupos Especiales de Intervención de los Mossos d'Esquadra han conseguido reducir este domingo con una pistola eléctrica  a un hombre que llevaba atrincherado durante 18 horas en su domicilio de Barcelona con la intención de quitarse la vida con un arma de fuego que ha resultado ser simulada, según han informado las fuerzas policiales.

Ni él ni su pareja —que estaba en el piso con él— han resultado heridos y los vecinos del edificio han podido volver a sus casas poco después, cuando se ha quitado el cordón policial. Tras ser inmobilizado con la pistola eléctrica, el hombre ha sido trasladado en ambulancia a un centro hospitalario.

Los GEI han intervenido al considerarse agotada la vía negociadora para convencerle de que salieran.

Un equipo de agentes llevaba negociando con el individuo desde las 14.30 horas del sábado, tras ser alertados por una llamada en la que se le describía como "muy agitado", en el interior de su domicilio, ubicado en la calle Rosselló de Barcelona, en el distrito del Eixample.

El individuo, según informaron fuentes cercanas al caso, ha sufrido un brote de esquizofrenia, amenazaba con lesionarse y tenía a otra persona en la vivienda, donde presumiblemente habría más de un arma de fuego.

Para facilitar la labor de los negociadores, los Mossos cortaron durante toda la operación la travesía del portal 217 de la calle Rosselló (entre Balmes y Granados), tras permitir a los vecinos que entraran unos minutos para recoger sus pertenencias antes de cortar el gas de manera preventiva.

Unos vecinos han explicado que la madre del hombre medió hasta medianoche, aproximadamente, sin éxito. También han estado toda la noche la Guardia Urbana, los Bomberos de Barcelona y el Sem.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.