Obras destacadas de la muestra dedicada a Duchamp, Man Ray y Picabia

Cartel de la exposición
Cartel de la exposición
TATE MODERN
la fuente 150'Fountain', 1917.
Marcel Duchamp se propuso hacer arte sin los objetos artísticos tradicionales, descontextualizando artículos de la vida cotidiana y dándoles un carácter creativo. Decidió que una obra de arte no tenía por qué ser visualmente atractiva, ni siquiera haber sido construida por un artista. Dio relevancia a objetos a los que nunca se les había dado importancia, como en el caso de este urinario, que le rechazaron en una exposición en 1917. Ésta y otras obras similares de Duchamp, y sobre todo el debate que generaron, son consideradas como un punto de no retorno en la historia del modernismo. Sus provocadoras propuestas han sido después largamente imitadas.

bride 150 'The Bride Stripped Bare by her Bachelors', 1915-1923.
Se trata de uno de los grandes cristales de Duchamp, que el artista francés tardó ocho años en realizar. Para su elaboración empleó aceites, cable y polvo, obteniendo una representación de lo que las notas del artista dicen que es el cortejo de la novia por los nuevos solteros. Los personajes están representados con formas geométricas y el conjunto da lugar a un mecanismo o maquinaria que, al ponerse en funcionamiento, da lugar a la ceremonia del cortejo. La obra perenece a la coleción permanente del Museo de Arte de Filadelfia, aunque existen varias copias autorizadas por Duchamp.
bLANCO Y NEGRO 150'Noire and Blanche', 1926
Pese a sus múltiples obras pictóricas y escultóricas, la popularización y toma en consideración de Man Ray como gran figura del arte tiene lugar a través de su obra fotográfica. El caracter precursor de su fotografía se revela especialmente en el campo de la experimentación, desarrollando el procedimiento de la solarización y creando las rayografías, de las que esta obra, Negra y Blanca, es un claro ejemplo. Dio también mucha importancia a la fotografía sin cámara.
picabia 150'Daughter Born without Mother', 1916-17
Duchamp y Picabia fueron de los primeros artistas en considerar a las máquinas como iconos de la nueva ola del arte. A diferencia de los diseños originales del primero, Picabia simplemente tomaba prestados diseños industriales existentes de libros científicos populares, escandalizando a aquéllos que creían que el arte debía tener inspiraciones más elevadas. Esta obra, como el resto de sus máquinas, muestran su obsesión por la mecanización, por la que se interesó tras un viaje a Nueva York.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento