Un grupo de activistas de la organización ecologista Greenpeace ha desplegado este jueves en una de las populares Torres de Colón, en Madrid, una pancarta gigante para denunciar la "inacción" de los políticos y de las empresas en materia medioambiental.

Los escaladores han logrado colgar una pancarta de trescientos metros cuadrados que simula el coste de la factura de las elecciones generales, una acción con la que pretenden exigir a los partidos políticos que no se olviden ni del medio ambiente ni de las personas durante la campaña.

La factura incluye entre los productos la crisis climática, la pérdida de derechos fundamentales, la destrucción del medio ambiente y la contaminación, pero asigna a cada uno de esos conceptos una interrogación y el importe total, "impuestos incluidos", aparece en blanco.

"Nos están costando la vida, nos están costando el planeta", advierte la pancarta de los activistas de la organización ecologista sobre la inacción de los partidos políticos y de las empresas. El mensaje se complementa con el hastag #nopagueslacuenta.

Hasta el momento la acción transcurre sin incidentes y los escaladores han logrado extender esta pancarta a una altura de sesenta metros.