Bing Xing (el macho), de pequeño
Bing Xing (el macho), junto a su madre. ZOO AQUARIUM

El Zoo Aquarium de Madrid ha iniciado los preparativos para facilitar el apareamiento de la pareja de osos pandas, que llegaron a Madrid en Septiembre de 2007. La inminente llegada de la época de celo que será desde el mes de abril hasta mayo o junio, ha hecho que se estén produciendo cambios en el manejo de los animales.

El Zoo, junto con Mr. Lang Ginchao, veterinario especialista en reproducción, llegado de la Base de Pandas de Chengdu en China, ha creado un protocolo de acciones para que este primer celo de la pareja en España pueda llevarse a cabo en las mejores condiciones posibles y así se facilite el esperado éxito reproductivo, hecho tan importante para la supervivencia de esta especie en gravísimo peligro de extinción.

Si la unión llega a buen término, entre 70 y 150 días después nacerá una cría

Para Hua Zui Ba este será su segundo celo, mientras que Bing Xing ha sido padre en otra ocasión. Desde ahora, y hasta que finalice el celo, se procurará que la pareja esté más activa, cambiándoles de ambiente regularmente, haciendo que tengan contacto visual, y permitiendo la posibilidad de que puedan tener contacto físico a
través de una reja, si lo desean.

Además de estas actuaciones, los animales están recibiendo una dieta más rica en vitamina E, una mayor cantidad de pienso para folívoros y un mayor aporte de bambú. Por otra parte, la observación constante de los animales es importantísima, ya que durante los 2-3 meses que dura la época de celo, sólo durante una semana son receptivos, y de ésta, sólo de 2 a 4 días, dura el periodo de ovulación de la hembra, con lo que un exhaustivo control de su comportamiento es crucial para poder decidir el momento de la unión total.

Llegado ese momento, los pandas gigantes marcan profusamente el territorio, vocalizan sonidos de manera regular y dejan de comer, estos signos hacen que los cuidadores y veterinarios sepan que están listos para aparearse. Si la unión llega a buen termino, entre 70 y 150 días después nacerá una cría.

Este tiempo de espera tan variado, se debe a que los pandas, como casi todas las especies de osos, pueden tener implantación retardada, es decir, el ovulo fecundado entra en una fase latente, hiberna, hasta el momento en que la madre naturaleza decide iniciar la gestación real.