LUGO PILAR DE LARA SANCIÓN
LUGO PILAR DE LARA SANCIÓN EUROPA PRESS

La titular del Juzgado número 1 de Lugo, Pilar de Lara, ha mostrado su "sorpresa" por la sanción interpuesta por el Consejo General del Poder Judicial contra ella -que de confirmarse la apartará de su actual destino-, la cual considera "desproporcionada", y ha recordado que "sufrió presiones de todo tipo" y tuvo que "llevar guardaespaldas", una situación que "sufrieron" ella y su hija "durante dos años".

"He sufrido presiones de todo tipo, como denuncias, quejas, insultos en foros de guardias civiles, ataques por parte de algún investigado, que es a lo que venimos a juzgar hoy (por este miércoles), hechos que son de 2013 y no es una macrocausa y se ha tardado en juzgar", ha manifestado, en referencia velada a su sanción viene motiva en dilaciones indebidas, en declaraciones a los medios tras el juicio en el que un investigado en la Pokémon y su madre aceptaron seis meses de cárcel por amenazarla.

"Yo tengo causas más modernas por las que se me ha sancionado. Entonces este tipo de situaciones, de la presión, es normal quieras o no, en algo sí que te afecta", ha exteriorizado.

En esta línea, Pilar de Lara aseguró que "pocos compañeros han sufrido la situación" que ella ha venido "arrastrando" y ha dicho que "en el Tribunal Superior de Justicia lo conocen".

"Yo he dado cuenta de todo lo que estaba sucediendo, no solo de medios materiales y personales, sino también por ejemplo que a mi marido le han puesto pintadas: ¿Yo porque tengo que sufrir pintadas como 'Roberto marido de la jueza paga las putas' o 'Roberto putero'?", ha formulado, antes de rechazar que ella tenga que "soportar como juez" este "tipo de cosas".

"¡Y lo he tenido que aguantar! Y como mujer, he tenido que soportar que vinculen mis decisiones jurisdiccionales con la ideología que tiene mi marido. Eso es absurdo y ese tipo de comentarios se han venido realizando", ha advertido.

SOBRE LA SANCIÓN DEL CGPJ

Pilar de Lara ha manifestado que ve "desproporcionada" la sanción, aún no comunicada oficialmente, de siete meses y un día y pérdida de destino por dilaciones indebidas que le impuso el Consejo General del Poder Judicial.

"No puedo hacer valoraciones. Supongo que estará fundamentada y en virtud de esa fundamentación podremos hablar con más criterio. Pero sí que me sorprendió. Como ya explicó mi abogado, el fiscal pide tres meses y la sanción es de siete meses y un día, que tampoco sé sí es lo habitual", ha expuesto.

En una comparecencia en la que se ha extendido en una de las pocas ocasiones en las que ha hecho declaraciones a la prensa fuera de los actos a los que ha acudido, Pilar de Lara también indicó que le había sorprendido "la rapidez" con la que se resolvió la sanción.

"Hacía muy poquito tiempo que nosotros habíamos presentado las alegaciones y creo que es un expediente bastante complejo, no es como sí a un juez le quedan 300 o 400 sentencias pendientes que puede responder a unos criterios más objetivos que este tipo de cuestiones que se están planteando", ha apuntado.

FALTA DE MEDIOS

Dicho esto, Pilar de Lara ha puntualizado que "en el Tribunal Superior de Justicia de Galicia tenían no uno, ni dos, ni tres, sino varios escritos dando cuenta de la situación de absoluta desesperación en que se encontraban todos". "Secretario, juez, personal del juzgado... Porque entendíamos que no se estaban poniendo los medios materiales suficientes", ha incidido.

"Al fin y al cabo el escáner que veníamos reclamando con bastante intensidad nos lo pusieron en diciembre del año pasado; hasta ese momento contábamos con los mismos medios que los otros dos juzgados que no tienen tantas macrocausas", ha puesto como ejemplo.

En cuanto a los medios personales, ha afeado que solo pusieron un funcionario de refuerzo de los cuatro que solicitaba el servicio de inspección, hubo bajas de funcionarios que no se cubrieron o se hizo tarde. Así, también aludió a que "una funcionaria estuvo un año y medio de baja y no se cubrió"; mientras que "otro funcionario en comisión de servicio tardó seis u ocho meses en cubrirse".

"Entonces, llegó un momento en el que eso sobrepasó, y en el Tribunal Superior de Xusticia tienen escritos y dando cuenta igualmente de la situación de desasosiego que vengo sufriendo a lo largo de bastantes años", ha confesado.

CONFÍA EN QUE QUEDE REVOCADA

Así las cosas, jueza ha confiado en que el pleno del Consejo Generald el Poder Judicial revoque la sanción y ha ratificado que la recurrirá cuando se le comunique oficialmente. "Yo lo único que pido es que lean, y que contrasten con la documentación, muy extensa; es un expediente muy voluminoso y puede ser susceptible de interpretaciones. Lo único que pido es que lean, y que contrasten", ha reclamado.

De Lara ha insistido en que comprueben si "ha habido errores por el servicio de inspección tal y como se ha venido diciendo". "Que examinen que desde el 2015 que se alegó que teníamos un expediente de seguimiento abierto y no se notificó hasta el 2017, que (examinen) si eso es verdad, si ese expediente de seguimiento del servicio de inspección ha estado paralizado durante dos años. Que se contraste todo", ha pedido, antes de asegurar que "sí" confía.

Preguntada por la unanimidad en la sanción, por parte del CGPJ, Pilar de Lara ha recalcado que tiene "confianza que si se hizo así, esté motivado y se considere que es así", otra cosa, añadió, es su "discrepancia". "No se sí es habitual o no que se resuelva por unanimidad", convino.

Interpelada sobre si lo que se busca es 'sacarla' de su juzgado de Lugo, se limitó a exponer que "no" puede "afirmar que sea así". "Ni quiero pensar que sea así, porque si no estaríamos hablando de que podrían existir otro tipo de factores y en absoluto creo eso", ha continuado, antes de añadir que ella cree que "la comisión disciplinaria ha obrado de acuerdo con su conciencia y jurídicamente y no me cabe la menor duda".

SOBRE LAS DECLARACIONES DE CADENAS

También se refirió a lo dicho por el presidente del TSJG, Miguel Ángel Cadenas, en una entrevista concedida a Europa Press sobre que "nadie es imprescindible". Así, ha atajado que, "si bien es "verdad" no es menos "cierto y eso lo comprende cualquiera que si ahora viene un juez nuevo y se tiene que hacer cargo de todas las causas le iba a llevar bastante tiempo".

"Si lo que se pretende es agilizar las causas con una sanción de este tipo, sí que se puede conseguir el efecto contrario, que eso sea lo buscado, no lo creo", concluyó Pilar de Lara en una comparecencia inusual e improvisada en los juzgados de la Plaza de Avilés de Lugo, de una de las juezas que más ha tratado de batallar contra la corrupción política la trata de mujeres.

Consulta aquí más noticias de Lugo.