Persona sin hogar en la Plaza Mayor
Una persona sin hogar durmiendo en los soportales de la Plaza Mayor.  JORGE PARÍS

Cada vez hay más personas viviendo en la calle en Madrid capital. En dos años, su número ha aumentado más de un 25%, provocando un colapso en los albergues durante muchas noches del pasado invierno. También hay un 24% más ciudadanos durmiendo por la noche en cajeros, bocas de Metro o en las puertas de los locales. Así figura en el último recuento de Personas Sin hogar de la ciudad, organizado el pasado 12 diciembre por el Ayuntamiento de Madrid y coordinado por el Samur Social.

Según los datos a los que ha tenido acceso 20minutos, el informe indica que el número de personas sin hogar que había esa noche en la ciudad es de 2.583 frente a las 2.059 que se contabilizaron en diciembre de 2016. Esta cifra revela un aumento de, al menos, el 25,45% respecto a hace dos años y en ella se incluyen a las personas que se encontraban acogidas en centros municipales, pisos y en situación de calle. 

"Ese es el dato del recuento, pero hay muchas más", señala Jesús Sandín, técnico de atención a personas sin hogar de la ONG Solidarios. "El dato no recoge las personas que viven en los asentamientos (189) y las personas migrantes que se encuentran en centros de acogida temporal (234)", afirma Sandín, que calcula que en la ciudad habría unas 3.000 personas 'sin techo'. Ni de asentamientos ni de migrantes hay datos disponibles de 2016, por lo que no se pueden añadir estas dos realidades a la comparación con 2018. 

El técnico de atención social achaca el incremento de personas sin hogar en la ciudad a la llegada de "nuevos perfiles" a la red municipal que no tienen nada que ver con el perfil clásico de 'sin techo': las personas migrantes solicitantes de asilo (venezolanos, colombianos, sirios...) y los jóvenes que al cumplir los 18 años salen de la tutela de la administración, los denominados Menores Extranjeros No Acompañados (MENA).

"Estas personas son migrantes, pero no personas sin hogar. No solo necesitan recursos de alojamiento sino que tienen otras necesidades que son competencia de otras administraciones como la Comunidad de Madrid. Por ejemplo, las familias que llegan con hijos necesitan escolarizarlos hasta que se regularice su situación", asegura Santín.

Persona sin hogar durmiendo en una calle del centro de la capital

Desde el Ayuntamiento apuntan otro factor clave para el aumento del sinhogarismo: la dificultad de acceso a la vivienda por su alto precio para determinados colectivos. "Por un lado, hay personas que cobraban la Renta Mínima de Inserción (RMI) y podían pagarse una habitación y ahora no pueden. También hay trabajadores con salarios de 800 euros que ahora tampoco pueden permitirse vivir en una casa", explican. 

Esta situación llegó a colapsar los recursos municipales durante este invierno hasta el punto de que hubo días en los que hasta una veintena de personas que buscaban cobijo tuvieron que pernoctar en la calle ante la falta de camas, como ha reconocido el Ayuntamiento en un reciente foro técnico sobre personas sin hogar. 

Como consecuencia del incremento de personas sin hogar, también hay más personas ahora en estricta situación de calle: se han detectado 650. Hace dos años la cifra era de 524, lo que supone una subida del 24%. En Madrid, las personas 'sin techo' suelen cobijarse del frío principalmente en el distrito Centro. Plaza Mayor, Tirso de Molina, Ópera y Plaza de Oriente son las zonas donde tienen más presencia. Suelen buscar hueco en locales comerciales, cajeros y bocas de Metro. 

"La gestión de Carmena de la exclusión social ha sido nefasta. Por primera vez en la historia del Ayuntamiento de Madrid el Samur Social se ha manifestado contra el gobierno municipal y ha denunciado su colapso en esta campaña del frío con 500 personas en lista de espera", denuncia la portavoz de Cs, Begoña Villacís

"La gestión del supuesto gobierno de lo social de Carmena ha sido un desastre, es un ejemplo paradigmático de la gestión de este equipo de gobierno, prometen mucho pero luego no acaban haciendo nada", concluye Villacís, cuyo partido apuesta por más plazas de alojamiento en viviendas para combatir el sinhogarismo, entre otras propuestas. 

Se duplica el gasto en sinhogarismo

Fuentes municipales ponen en valor que en los dos últimos años, el Consistorio ha incrementado en 235 las plazas para acoger a personas sin hogar y que hay más de 300 nuevas plazas destinadas a los migrantes solicitantes de asilo. "El gasto social destinado a las personas sin hogar ha pasado de los 15,4 millones de euros en 2014 a los 31,1 millones actuales. Sin embargo, el dinero para la Campaña del Frío ha subido solo de un millón a 1,4 millones", señalan. Las mismas fuentes destacan que estos datos reflejan una clara apuesta por "una red estable por encima de una campaña de emergencia"

El Ayuntamiento puso en marcha a finales de noviembre como cada año la Campaña del Frío, que concluyó el pasado 31 de abril. El Consistorio, que ofrece alojamiento nocturno, manutención, atención sanitaria básica y acompañamiento social, habilitó 569 plazas, a las que añadió las 1.484 de la red estable, por lo que el número de plazas totales durante el dispositivo del frío para las personas sin hogar asciende a 2.053 plazas. 

Consulta aquí más noticias de Madrid.