El Ayuntamiento de Pamplona, a través de la empresa pública municipal Comiruña S.A., va a acometer la reforma de este mercado municipal mediante unas obras que incluyen la impermeabilización y el aislamiento térmico del recinto, la sustitución de carpinterías en la cubierta, actuaciones de eficiencia energética, climatización e iluminación, un nuevo tratamiento para la pavimentación o la creación de nuevos espacios como un aula taller de cocina. Para la adjudicación de las obras se valorarán la oferta económica, los criterios sociales, el plazo de ejecución, el plazo de garantía y la propuesta técnica concreta.

El proyecto establece varios objetivos de la obra de reforma y regeneración: depurar la imagen arquitectónica del edificio, eliminando aquellos elementos que desvirtúan la forma y obstaculizan el espacio central y su cubierta; mejorar la envolvente térmica; potenciar la iluminación natural del espacio;

integrar las nuevas instalaciones que se requieren (clima, iluminación, cable estructurado...) para que proporcionen los servicios exigidos sin alterar la imagen exterior del edificio; y disponer de nuevos espacios como un aula de cocina o despachos de gestión.

Esta reforma se enmarca dentro del plan del Ayuntamiento de Pamplona para modernizar, poner en uso y optimizar edificios de titularidad municipal, así como en la apuesta por reimpulsar el conjunto de los mercados municipales. El edificio que acoge el mercado del Segundo Ensanche fue construido en 1948 y, en la actualidad, acoge 72 viviendas (71 de propiedad municipal), además del centro comercial (64 puestos y 21 locales comerciales). En 1984 se realizó una pequeña reforma del mercado y en 2004 se acometieron obras en el tejado de las viviendas. Por último, en 2008, el espacio ocupado inicialmente por los baños públicos y posteriormente por un supermercado pasa a ser un restaurante, ha informado el Consistorio.

NUEVOS ESPACIOS Y MAYORES PRESTACIONES

La reforma creará nuevos espacios tanto abiertos a la ciudadanía para el desarrollo de actividad como otros vinculados a la dinámica de funcionamiento de un establecimiento comercial. Se prevé habilitar unos 100 metros cuadrados como aula taller de cocina para cumplir una doble función educativa y de punto de información y referencia de todo lo relacionado con la cocina y la gastronomía del alimento fresco.

Asimismo, se generará un despacho anexo al aula de cocina, de unos 35 metros cuadrados, como espacio de trabajo en el que también pueda ubicarse un puesto de trabajo complementario de apoyo ya sea de dinamizador o de coordinador. Se creará también una zona de muelle de reparto de unos 40 m2 para poder ofrecer servicios de reparto a domicilio y se reformará el espacio destinado a contenedores de residuos.

Las actuaciones en torno a la eficiencia energética buscan "evitar pérdidas térmicas, aprovechar las condiciones de iluminación natural y controlar las condiciones de soleamiento". Incluyen la sustitución de las carpinterías de la cubierta y el acondicionamiento del espacio del mercado, en base este último a un sistema de producción calor - frío centralizado, pero que permita la individualización de consumos según necesidades.

Sobre iluminación, se generalizará el uso de la tecnología led y toda el área del mercado dispondrá de red Wifi. El mercado contará con un sistema de gestión demótica, un sistema de control de accesos que permitirá que cada persona, ya sea comerciante, suministrador, personal de mantenimiento o personal contratado, pueda acceder a aquellos espacios para los que haya sido habilitado y denegará el acceso en el resto de las estancias.

Asimismo, se aplicará un nuevo tratamiento de pintura u otro tipo de producto que garantice la continuidad y fácil limpieza del pavimento. Previamente a esta intervención se revisará todo el sistema de arquetas de red de saneamiento para paliar posibles deficiencias que en la actualidad parece que presentan (impermeabilización, medias cañas...), ha precisado el Ayuntamiento.

Consulta aquí más noticias de Navarra.