Días de visitas oficiales estadounidenses en Irak. Si este domingo fue el recién proclamado candidato republicano a la Casa Blanca, John McCain, quien visitaba por sorpresa Irak, hoy es el vicepresidente, también miembro del Partido Republicano, Dick Cheney, quien se ha presentado en Bagdad.

Se ha registrado una fuerte explosión tras la llegada de Cheney

Ambas visitas tienen como objetivo comprobar la seguridad en la zona, después de casi cinco años de invasión estadounidense. Paradójicamente, poco después de que Dick Cheney tomara tierra en la capital iraquí, una potente explosión se ha dejado sentir en el centro de la ciudad, aunque se desconoce por el momento qué daños ha podido causar.

El vicepresidente inició este domingo una gira de diez días por la zona, en la que visitará países como Turquía, Israel o Arabia Saudí.

Múltiples visitas oficiales

Cheney, que ha sido recibido por el general David Petraeus, tiene previsto reunirse con el presidente iraquí Nuri al-Mali, así como otros responsables del Gobierno bagdadí. Por su parte, el senador McCain, también tenía previsto reunirse con Maliki y con mandos militares estadounidenses, aunque la agenda del candidato republicano ha permanecido en secreto por motivos de seguridad.

McCain ha estado seis veces en Irak tras la invasión; Bush, tres
Siempre de forma inesperada, con una agenda secreta y una vuelta rápida: así han sido, por norma general, las visitas de las autoridades estadounidenses a Irak. Desde el presidente Bush hasta la secretaria de Estado, varias han sido las personalidades norteamericanas que han visitado Bagdad.

La última visita del presidente Bush, que ha estado en el país en tres ocasiones, fue en septiembre del pasado año. Por su parte, McCain ha visitado Irak seis veces desde que se inició la invasión norteamericana en 2003, mientras que Cheney estuvo por última vez en la zona hace menos de un año. Otro destacado miembro del Gobierno de George Bush que ha visitado Irak es Condolezza Rice, secretaria de Estado estadounidense, que pisó suelo bagdadí en mayo de 2005, hace casi tres años, poco después de las elecciones de ese año.