Aplicación Roble
Interfaz de la aplicación. COMUNIDAD DE MADRID

La Comunidad de Madrid ha presentado este jueves Roble, una aplicación diseñada por la Consejería de Educación para que los padres puedan hacer un seguimiento del rendimiento escolar de sus hijos a través del móvil o la tableta.

Esta herramienta se prueba ya en fase beta desde marzo en un muestrario compuesto por una treintena de centros. El planteamiento de la Consejería es que, a partir del próximo curso, con los datos recabados durante este ensayo, esté disponible para que las direcciones de todos los colegios e institutos públicos y concertados que lo deseen puedan solicitar su conexión al sistema.

Justificar las faltas

Principalmente, la app incorpora dos novedades. Por un lado, permitirá a los padres acceder al boletín de notas y al resto de calificaciones de sus hijos de forma personalizada y a golpe de pulgar.

Por otro, se podrá consultar el parte de asistencia para comprobar si los escolares acuden a clase y, si corresponde, "justificar y comunicar" directamente sus faltas. Además, según ha informado Educación, la aplicación dispone de un canal de mensajería y alertas para trasladar directamente a los dispositivos las informaciones, por ejemplo, del tablón de anuncios.

El consejero del ramo, Rafael van Grieken, ha asegurado hoy que se trata de un "salto tecnológico necesario" para la comunidad educativa durante el acto de lanzamiento de este software celebrado en el instituto Ágora de Alcobendas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.