La rueda de prensa de los muertos vivientes

  • La Policía convocó una rueda de prensa para anunciar el asesinato de una pareja.
  • Resulta que sólo estaban de vacaciones y que todo se debió a un malentendido.
Heather Ostell, durante la rueda de prensa en la que iban a anunciar su asesinato. (Daily Mail)
Heather Ostell, durante la rueda de prensa en la que iban a anunciar su asesinato. (Daily Mail)

Tras un aviso de desaparición, la Policía había estado buscando sus cuerpos en el domicilio de ambos, con lo que concluyeron que Roy Ostell, de 63 años, y su esposa Heather, de 58, habían sido asesinados y habían hecho desaparecer los cuerpos, tras lo cual, convocaron una rueda de prensa para anunciarlo.

Una vez los medios acudieron a la convocatoria, tanto Roy como Heather se personaron en su domicilio y extrañados por tanto alboroto preguntaron sobre lo que estaba ocurriendo.

Su hija Angela había avisado a la Policía horas antes advirtiendo que estaba segura de que a sus padres les había ocurrido algo terrible, como recoge Daily Mail.

Sólo habían estado fuera durante unas cortas vacaciones, por eso la Policía no los encontró. El matrimonio, que no salía de su asombro, comentó a los agentes que habían planeado salir un fin de semana a la costa y que sólo habían avisado de sus planes a una de sus hijas, ya que con Angela no pudieron contactar.

Las sospechas de la Policía acerca del posible asesinato se debieron a que al inspeccionar la casa encontraron dos grandes hoyos excavados en el césped de la vivienda, aunque dentro no había nada, lo que les hizo pensar que los cuerpos sin vida habían sido sacados de allí.

El matrimonio Ostell aclaró, posteriormente, que esos surcos los habían hecho para arreglar una valla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento