Isabel II
La reina de Inglaterra, en coche para ir a misa, el pasado 30 de diciembre. GTRES

Tras ser aconsejada por sus asesores, la reina Isabel II ha decidido dejar de conducir automóviles a sus 93 años de edad, como recoge Europa Press.

La reina de Inglaterra ha hecho lo mismo que el duque de Edimburgo, dejando el coche y la conducción en el pasado.

A sus 97 años de edad el duque de Edimburgo sufrió un accidente de tráfico en una residencia rural de Sandringham, tras este incidente el duque se vio obligado a escribir una carta de disculpa y dejar la conducción.

Concretamente dejará de circular por la vía pública, ya que si que lo hará por sus diferentes caminos privados, como recoge el medio citado anteriormente.

Cuando conducía la reina de Inglaterra iba acompañada de su personal, encargado de escoltarla en todo momento durante sus momentos al volante, para garantizar su seguridad.

Isabell II cuenta con el privilegio de poder conducir sin tener el permiso de circulación, se trata de la única persona de las islas británicas que disfruta de este peculiar privilegio.