cuando abandonaban un edificio de oficinas con dos mochilas en las que portaban ordenadores y material informático, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Sobre las once de la noche de ayer, agentes de la Ertzaintza acudieron a un aviso, ya que al parecer había saltado la alarma de intrusión en un edificio de oficinas sito en el barrio bilbaíno de Abando. Al llegar al lugar, una patrulla sorprendió en el portal a dos varones con mochilas en cuyo interior portaban cinco ordenadores, una cámara fotográfica, una tablet así como cargadores, cascos entre otros objetos.

Tras comprobar que varias de las oficinas del inmueble se encontraban forzadas y revueltas, los ertzainas procedieron a la detención de los presuntos ladrones acusados de un robo con fuerza. Los arrestados, dos varones de 24 y 27 años de edad, fueron trasladados a dependencias policiales a la espera de ser puestos a disposición judicial. Ahora se investiga la participación de los detenidos en hechos similares ocurridos a finales del mes de enero.

Por otro lado, también fueron detenidos en la tarde de este viernes en Bilbao otros dos varones por sendos delitos de robo. A las siete y cuarto en la calle Ledesma, un varón robó el bolso al descuido a una mujer y un testigo consiguió dar alcance al ladrón cuando huía.

Una patrulla de la Ertzaintza se hizo cargo de la situación tras ser alertada y procedió a la detención del presunto delincuente. Dos horas después, en el Puente de San Antón, una patrulla fue testigo de cómo dos varones se peleaban, comprobando que también al descuido el ahora arrestado había sustraído una mochila a la víctima, que intentaba recuperarla.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.