Funeral
Fans de Prodigy bailan en el funeral de Keith Flint, cantante del grupo. GTRES

Este viernes se celebró en Bocking, Essex (Inglaterra) el funeral por la muerte de Keith Flint, el cantante de la banda Prodigy, que se suicidó el pasado 4 de marzo en su casa. Cientos de fans acudieron a despedir al artista, y lo hicieron como más le hubiera gustado a Flint: bebiendo y bailando en una improvisada rave.

El funeral tuvo lugar en la iglesia de St. Mary y en la ceremonia se dejó ver la DJ Mayumi Kai, viuda de Flint, que no pudo evitar las lágrimas. También estuvieron Liam Howlett, el otro líder de Prodigy, su mujer, la cantante Natalie Appleton, y la hermana de ésta, Nicole. Keith Palmer, otro de los miembros de la banda, llevó el féretro del artista en su entrada la iglesia.

Un momento emotivo de la ceremonia fue la entrada de Cyrus, el perro pastor alemán de Flint, que iba comandando la comitiva fúnebre.

Según el Daily Mail, al funeral acudieron fans de todas partes del mundo, incluida Australia o Estados Unidos.

Mayumi

Rave

Funeral