Kristen, la mujer envuelta en el escándalo sexual que llevó a la renuncia del gobernador de Nueva York, Elliot Spitzer, es una enamorada de la música, según señala en su sitio en MySpace (sólo para usuarios registrados).

No quiere que la vean "como a un monstruo"

Spitzer anunció su dimisión dos días después de descubrirse su vinculación a una red de prostitución de lujo y de negociar esa salida con la Fiscalía General del Estado.

Kristen, quien según un documento federal se encontró con Spitzer el 13 de febrero en un hotel de Washington, en realidad se llama Ashley Youmans, aunque también se la conoce con el de Ashley Alexandra Dupré.

La joven, de 22 años, se presentó el lunes ante un tribunal federal de Manhattan y se espera que sea testigo en un caso contra cuatro personas acusadas de manejar una red de prostitución llamada "Emperor's Club V.I.P.", según publica el diario The New York Times en su web.

La mujer aseguró en una entrevista que no quiere que la vean "como a un monstruo" y afirma que ha vivido una "odisea" desde que abandonó, a los 17 años, un hogar en el que, según dice, fue víctima de abusos que la han llevado a consumir drogas y a arruinarse.

"He triunfado"

Aprendí qué era tenerlo todo y perderlo, una y otra vez

"Aprendí qué era tenerlo todo y perderlo, una y otra vez. Aprendí lo que es despertar un día y ver que la gente que uno más quiere se ha ido", agrega.

"Pero he triunfado", asegura la mujer, que añade que "estoy todavía aquí y amo quien soy. Si nunca hubiese pasado por malas épocas no podría apreciar las buenas", agrega.