Una mujer de 35 años estuvo encajada dos años en el inodoro de la casa de su novio en Ness City (Kansas, EE UU), hasta que los servicios de urgencia la sacaron con una palanca.

Según informa el periódico local The Hutchinson News, el novio llamó a la oficina del alguacil, el pasado febrero, para informar de que a su novia -la cual no ha sido identificada- le pasaba algo raro.  

La mujer tenía los músculos atrofiados
Al llegar al domicilio, la Policía encontró a la
mujer sentada en el inodoro, con los músculos atrofiados de no moverse y pegada a la taza, y calculó que llevaba allí sentada unos dos años.

El alguacil, Bryan Whipple, llamó a los servicios de urgencia, los cuales tuvieron que arrancar el asiento de la taza con una palanca.
Según Whipple: "Arrancamos el asiento con una palanca y el asiento se fue con ella al hospital. Se lo quitaron en el hospital".

La Policía tuvo que arrancarla del asiento con una palanca
El novio, que en estos dos años le llevaba comida y agua, aseguró que ella pasó allí todo ese tiempo porque quería. En un primer momento, según señaló también el alguacil: "Con sus actos, ella parecía apoyar lo que él decía, porque cuando la encontramos al principio rehusó que viniera una ambulancia".

"Ante la seriedad de la situación, llamamos a la ambulancia de todos modos, pero ella no se quería marchar", agregó el alguacil.
La Policía local estudia ahora la posibilidad de presentar cargos contra el novio por maltrato a un adulto y está también a la espera de que un estudio psiquiátrico aclare la situación mental de la mujer y el nivel de dependencia hacia su pareja