Un portavoz de MeteoGalicia ha explicado a Europa Press que la situación se ha mantenido en las últimas horas, en las que el fuego, según el primer balance provisional en la mañana del martes, arrasó 550 hectáreas.

La predicción dice que "el viento no va a cambiar" hasta la jornada del miércoles y se mantendrá noreste, de intensidad "moderada", con ráfagas puntuales que podrán superar los 40 kilómetros por hora como hasta ahora.

Aunque una alerta por viento no se activa hasta más de 70 kilómetros/hora, la situación que se vive en la zona del incendio provoca que el viento "alimente" las llamas. "Es un viento suficientemente intenso para una situación complicada", ha explicado este portavoz.

El miércoles va a haber una "mejoría", con vientos más flojos. Lo "más destacado" en esta situación de incendios, son los más de ocho días sin llover que registra la zona. Así, hay "poca humedad", lo que "favorece" el "combustible" para la zona.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.