Nuevo Carlos Tartiere
Nuevo Carlos Tartiere EUROPA PRESS - Archivo

"Las relaciones institucionales con el Real Sporting de Gijón, que hasta este momento han sido correctas, se interrumpirán de ahora en adelante hasta certificar que nuestros aficionados, como parte de la institución que son, reciban un trato respetuoso, justo y acorde con el que merecen, y con el que sus seguidores recibieron en el Carlos Tartiere", señaló el Real Oviedo en un comunicado oficial emitido este lunes a última hora de la noche.

El club de la capital se ha mostrado orgulloso del comportamiento de sus seguidores, a pesar del trato "arbitrario y discriminatorio" que sufrieron en El Molinón. "No se puede consentir que 1.200 personas se encuentren sin unas mínimas condiciones sanitarias, con dos cuartos de baño a utilizar durante cinco horas, y sin acceso, una parte de ellos, a bebidas, comida o cualquier otro tipo de sustento", lamentó.

"Los cacheos realizados por la seguridad privada del Real Sporting de Gijón y no por las fuerzas y cuerpo de seguridad del estado fueron completamente excesivos, obligando a algunos de nuestros aficionados a quedarse sin ropa (mujeres en ropa interior) mientras en otros lugares del mismo estadio de El Molinón se permitía, sin sanción alguna, la exhibición de pancartas con palabras como 'Fuck Oviedo' ('Jódete Oviedo') o 'Puta Oviedo' que infringen deliberadamente la normativa vigente", añadió el comunicado.

Así, la entidad 'carbayona' lamenta y rechaza esa situación vivida en el derbi, un escenario que "han padecido y están padeciendo en los últimos tiempos", y advirtió que lo transmitirá a LaLiga. "Mostramos públicamente, y lo haremos llegar en forma de informe elaborado, nuestro profundo malestar y rechazo, instando a LaLiga a que compruebe las condiciones mínimas exigibles en las zonas de afición visitante", prosiguió.

El Oviedo también se dirigió a LaLiga para recriminar una publicación de su Fundación en redes sociales respecto al partido del domingo, que no es propia del perfil "de una entidad que representa los valores de todos los clubes de la competición y el 'Fair Play'".

"Un hecho puntual que no debería tener mayor repercusión, pero que alimenta la sensación que en estas líneas estamos trasladando de manera formal y ante la cual solo pedimos un trato igualitario y respetuoso", pidió el club.

El Real Oviedo también recuerda en el comunicado el incidente ocurrido en el campo del Extremadura, equipo que "se negó a vender las entradas pactadas" cuando los aficionados asturianos ya habían legado de un viaje organizado.

"Situaciones desagradables y sujetas a la decisión unilateral. Al Real Oviedo se le abrió un expediente disciplinario por los hechos acontecidos, a pesar de ser club visitante y no local. Nuestra entidad lamenta que el criterio para las propuestas de sanción y los expedientes disciplinarios no sea equitativo", agregó.

"El Real Oviedo siempre ha cumplido con las exigencias marcadas por LaLiga en el acceso y control de los aficionados visitantes, permitiendo en muchos casos el acceso de elementos de animación y pancartas que cumplen con la normativa vigente, porque entendemos que esa es la esencia del fútbol que todos queremos, y hemos dispensado un trato que no consideramos en ningún caso correspondido", remarcó.

Por último, en el club, en señal de protesta por lo anteriormente expuesto, no ocuparán sus asientos en el estadio Carlos Tartiere "hasta el minuto 12 del partido del próximo domingo ante el Deportivo de la Coruña".

"La lucha contra la injusticia debe ser de todos, y al igual que nunca hemos abandonado a nuestro equipo, necesitamos que ahora, más que nunca, estéis con nosotros, afición. Y pelear juntos, pase lo que pase, por aquello en lo que creemos", aseveró, deseando que la afición se sienta "orgullosa" de que estén luchando "por encima de todo para lograr el respeto" que merece la "historia y presente" de la entidad.

Consulta aquí más noticias de Asturias.