El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha defendido la "coherencia" de su formación en las Cortes generales frente a Esquerda Unida y Podemos. "Nosotros solo estamos comprometidos con los intereses de la ciudadanía gallega", ha manifestado.

En una rueda de prensa celebrada este lunes y al ser preguntado por la caída de apoyo que las encuestas prevén tanto para En Marea como para En Común-Unidas Podemos -la marca con la Esquerda Unida y Podemos concurrirán a las generales en Galicia tras su ruptura con los de Villares-, el magistrado lucense en excedencia ha considerado que la ciudadanía "sabrá premiar a quién fue coherente".

Y es que, según ha indicado, este mensaje de "coherencia" caló entre los ciudadanos gallegos. Todo ello, después de que el mandato de la dirección de En Marea -solo respetado en el Congreso por la entonces diputada Alexandra Fernández- fuese votar en contra de un proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que recortaban inversión en Galicia.

"Los únicos que mantuvimos la coherencia durante este tiempo fuimos nosotros", ha incidido el político lucense, que ha insistido en que otras fuerzas políticas "no cumplieron con sus compromisos". "Lo dijimos desde el primer momento, los partidos solo podrían ser motores, lo fundamental es el movimiento ciudadano y no el sometimiento a las ataduras", ha apuntado.

Por ello, de cara a la cita electoral del 28 de abril, ha marcado distancias con las formaciones que aún forman parte del grupo parlamentario de En Marea en la Cámara gallega -Podemos, EU y Anova- para subrayar que su formación se presenta a los comicios generales con el aval de "estar comprometidos única y exclusivamente" con una suerte de "contrato social con la ciudadanía gallega". "Y cuando unos presupuestos no lo cumplen, votamos en contra y no nos tiembla el pulso", ha insistido.

Con todo, preguntado sobre si las diferencias surgidas por la votación de los PGE y la posterior ruptura de la colación para las generales ponen el riesgo la unión del grupo parlamentario, Villares ha asegurado que en el Parlamento gallego "no se ha detectado ninguna falta de compromiso" -por parte de las fuerzas que integran el grupo parlamentario- en relación al programa con el que En Marea se presentó a las elecciones autonómicas de 2016.

"SIN AISLACIONISMOS"

Asimismo, en su intervención, Villares ha asegurado no tender constancia de que personas que integraban En Marea, especialmente militantes de Anova, se pasasen para el BNG tras los conflictos internos en la formación rupturista.

Tras ello, también ha diferenciado el proyecto político de En Marea del que presenta el BNG para las Cortes generales. "En Marea es un espacio político mestizo que se dirige a las mayorías sociales de Galicia, no nos restringimos a un solo sector", ha apuntado.

En este sentido, ha definido a En Marea como un "movimiento político diferente", que escuchó el mandato salido del 15M de defensa de los intereses de Galicia pero partidario de "participar en un espacio común de gobernaza para ampliar los derechos". "Eso es lo que demandaba la ciudadanía gallega y no aislacionismos", ha señalado.

En la rueda de prensa, además, ha censurado que tanto el BNG como el PSdeG rechazasen su oferta de construir una gran plataforma galleguista para el Senado. "Estamos seguros de que la ciudadanía va a premiar a las fuerzas que fueron capaces de renunciar a favor de un proyecto político más amplio", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.