Para Calvo, "la derecha ha vuelto a demostrar algo que se le da muy bien, decir una cosa cuando está en la oposición, y hacer la contraria cuando gobierna". "Y en el caso de este nombramiento, lo que han hecho ha sido reírse de la ciudadanía una vez más", ha criticado el socialista en un comunicado.

Además, ha insistido en que "Rocío Díaz, a la que parece van a aupar a la dirección de la Alhambra, recorría hace dos años los medios de comunicación criticando que el puesto que ahora le van a dar no fuese ganado en un concurso público por el candidato más idóneo".

"Sorprende ahora su silencio y entristece su falta de coherencia, lo que la convierte en una persona de poca confianza, pues demuestra que no va a defender los intereses ni de la Alhambra ni de la ciudad de Granada, sino que va a estar a la orden de quien la ha puesto a dedo sin el más mínimo pudor ni consenso", ha criticado el socialista.

Calvo ha expuesto que "es una verdadera lástima que la derecha granadina siga sin enterarse de que las cosas han cambiado en Granada". "Los socialistas, en este caso, como en tantos otros, hemos demostrado ya que las cosas se pueden hacer bien", ha afirmado.

"Ya lo hizo el Grupo Municipal Socialista estando en la oposición, durante el mandato anterior, cuando llevó al Pleno del Ayuntamiento una moción en la que demandó que el nombramiento futuro de la persona que dirigiera el Centro Lorca se hiciese por concurso", ha asegurado Calvo, a la vez que ha señalado que dicha moción fue aprobada "por unanimidad y muy aplaudida por el PP y quien entonces era su portavoz".

Ahora, con Paco Cuenca en el Gobierno de la ciudad de Granada, el Ayuntamiento tiene dos concursos abiertos para la selección de quien debe dirigir el Centro Lorca y, también para proveer el puesto de gerente de la Orquesta Ciudad de Granada, ha explicado el socialista

En ese sentido, ha añadido que "estas derechas no son capaces ni de respetar lo que firman" porque "ni dos meses han respetado el acuerdo de Gobierno firmado en Sevilla por Marín y Moreno". "Parece que asumieron que el pacto era papel mojado", ha apostillado.

El portavoz socialista ha criticado "la enorme falta de respeto que tanto PP como Ciudadanos le tienen a la ciudadanía". En el caso de la formación naranja, ha asegurado que "resulta bastante patética la vocación de muleta del PP que tiene en la provincia de Granada". "Lo hizo en el 2015, cuando le brindó al PP un Gobierno que nadie deseaba y que permitió al partido de Sebastián Pérez estar un año más, en medio de las gravísimas investigaciones policiales que desembocaron en la Operación Serrallo o la Nazarí", ha agregado.

"La actitud de Ciudadanos es la normal cuando no se tiene nada que ofrecer a Granada y solo se está para aplaudir a quien parece ser el verdadero director de orquesta de las políticas de las derechas en la ciudad, Sebastián Pérez, hombre perseguido por el fantasma de la corrupción, y con quien parecen tener una relación de pleitesía", ha concluido el socialista.

Consulta aquí más noticias de Granada.