Las subvenciones, enmarcadas en el 'Programa de Desarrollo Rural del País Vasco 2015-2020', tienen el objetivo de indemnizar a los agricultores por los costes adicionales y las pérdidas de ingresos derivados de las dificultades que plantea la producción agraria en zonas de montaña o en otras áreas desfavorecidas.

A través de estas ayudas se pretende contribuir a restaurar, preservar y mejorar la biodiversidad, los sistemas agrarios de alto valor natural, así como el estado de los paisajes europeos.

El Gobierno foral ha recordado que el mantenimiento de los sistemas agrarios en zonas desfavorecidas, además de su elevado interés medioambiental, contribuye a mantener un equilibrio territorial, "sosteniendo un tejido socioeconómico vivo y una comunidad rural viable".

El programa de ayudas también pretende contribuir a la prevención de la erosión de los suelos y a mejorar la gestión de los mismos, a través del mantenimiento sostenible de la actividad agraria en zonas sensibles.

Consulta aquí más noticias de Álava.