"Lo que hoy presento es un itinerario, un cuaderno de ruta para los próximos años con el horizonte 2030, para ver cómo somos capaces de desarrollar el desarrollo urbanístico de la ciudad para encajar hasta seis pabellones" y competir desde una escala regional, al norte del Ebro y al sur de Europa, ha afirmado Larrosa en declaraciones a los medios.

Ha agregado que la vocación es hacer un recinto ferial moderno que se ajuste a las necesidades de los empresarios de Lleida para atraer nuevos proyectos: "Estamos hablando de reorganizar una superficie de 120.000 metros cuadrados que pasaría a triplicar la capacidad de pabellones cubiertos y que generaría nuevos espacios públicos, no solo de actividades feriales abiertas a colectivos o entidades y a eventos efímeros como celebraciones", ha afirmado.

El alcalde ha señalado que el reto es consolidar la estructura de financiación del proyecto de este modelo, en el que han de avanzar todas las instituciones y buscar la "complicidad de sectores económicos y empresariales de la ciudad para que avalen este proyecto".

Consulta aquí más noticias de Lleida.