La encargada de una tienda de moda de Santander, al recibir la mercancía a través de una empresa de transportes, se percató el 13 de febrero de que le faltaba un paquete con prendas de vestir de mujer valoradas en 460 euros.

Tras contactar con la empresa de transportes, el responsable del envío le manifestó que desconocía el paradero del mismo, no pudiendo facilitarle ninguna explicación sobre el supuesto extravío.

Posteriormente, el 26 de febrero, los agentes de Policía fueron avisados por los responsables de la empresa de transporte para que acudiesen a un mercado de Santander donde habían detectado parte de las prendas presuntamente sustraídas, a la venta en uno de los puestos.

Con las gestiones llevadas a cabo por la Policía, se identificó y detuvo a M.A.J.H. por su presunta responsabilidad en un delito de receptación y se recuperaron las prendas de ropa sustraídas, que fueron entregadas en calidad de depósito a su propietario legal.

El detenido, con antecedentes, tras prestar declaración en dependencias policiales quedó en libertad con cargos y la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando fuere requerido para ello.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.