Mosquera, de 58 años, se sintió indispuesto durante una sesión clínica, la reunión que mantienen habitualmente antes de empezar el servicio, pero nada pudieron hacer por salvarle la vida.

Desde 2014 era el jefe del servicio de Urología en Cabueñes, donde ya trabajaba antes y previamemente lo había hecho en el Área Sanitaria II.

Consulta aquí más noticias de Asturias.